“Después de todo”, del burgalés Jorge Saiz Mingo, gana el 60º Premio de Cuentos Gabriel Miró de la Fundación Caja Mediterráneo

“Después de todo”, del burgalés Jorge Saiz Mingo, gana el 60º Premio de Cuentos Gabriel Miró de la Fundación Caja Mediterráneo

El escritor burgalés Jorge Saiz Mingo ha ganado el Primer Premio de la LX edición del Premio de Cuentos “Gabriel Miró” de la Fundación Caja Mediterráneo con su obra “Después de todo”. El segundo premio ha sido para “El uso indebido de la risa”, del escritor y periodista alcoyano Javier Llopis. 

Ambos trabajos han sido elegidos por el jurado entre un total de 4.539 relatos seleccionados en esta convocatoria. La dotación económica del galardón es de 6.000 euros, de los que 4.000 € corresponden al cuento ganador y 2.000€ al segundo seleccionado.

El presidente de la Fundación Caja Mediterráneo, Luis Boyer, ha afirmado que “el Premio Gabriel Miró, al igual que el concurso de novela corta Gabriel Sijé y el Concurso de Novel Vargas Llosa, representan buenos ejemplos prácticos del compromiso que la Fundación Caja Mediterráneo mantiene con el fomento de las expresiones culturales, y nuestra voluntad de apoyo a los nuevos narradores”. “Estamos muy satisfechos de la grandísima acogida que ha tenido el certamen un año más, y ya estamos pensando en cómo mejorar la próxima edición de nuestro Premio Gabriel Miró”.

El veredicto definitivo del jurado, presidido por Joaquín Santo Matas, se ha hecho público esta mañana en la sede de la Fundación Caja Mediterráneo en Alicante. El jurado, presidido por Joaquín Santo Matas, ha estado formado por los vocales Francisco Javier Díez de Revenga Torres, Mariano Sánchez Soler, José Ferrándiz Lozano y Cristina Llorens Estarelles, y José Payá Bernabé como secretario.

Jorge Sainz, escritor del cuento ganador “Después de todo”, detalla que el cuento “narra la historia de Silvino, un hombre asustado por la guerra, escondido en un cuartucho secreto del hogar, que sobrevive gracias a su mujer y a su hija. La guerra termina, pero él no consigue acostumbrarse a vivir fuera del chiribitil y, después de todo, el día a día ya no es vida porque el miedo se ha hecho con el poder”.

Asimismo, Sainz ha expresado su “satisfacción por ganar este premio, ya que llevo muchos años presentándome a este concurso”. “Es un halago haber ganado, es un premio muy prestigioso”, añade Sainz en conversación telefónica desde la India. 

Javier Llopis Arques, periodista alcoyano y ganador del segundo premio con “El uso indebido de la risa”, declara que “es un gran honor recibir el reconocimiento por parte de uno de los concursos de cuentos más prestigiosos de España, el Gabriel Miró, que este año cumple su 60 aniversario. Agradezco a la Fundación Caja Mediterráneo este segundo premio, que me servirá de acicate literario y que me impulsará a hacer nuevas incursiones en los territorios del relato de ficción. Tras cerca de 40 años ejerciendo el periodismo, esta nueva faceta me permite abrir un nuevo camino para mantener viva mi obsesión de contarles cosas a la gente.”

El cuento “El uso indebido de la risa” es una pieza que discurre por los terrenos del humor negro. Es una sucesión de anécdotas idealizadas con las que Llopis ha querido destacar el importante papel de la risa como elemento liberador, enfrentada incluso con la mismísima muerte. “Es una historia sin ninguna voluntad de trascendencia, con la que he querido subrayar un principio fundamental: podemos y debemos reírnos de todo, incluso en las circunstancias más trágicas”, afirma el escritor.

Por su parte, Joaquín Santo Matas, presidente del Jurado, ha señalado que lo “complejo y difícil que le ha resultado al jurado seleccionar solo dos obras, de plumas maduras y consolidadas, cuando un nivel elevado afloraba en muchas de ellas, primando por encima de todo la calidad literaria”. Santo Matas añade que “temas eternos y muy próximos aunque antagónicos como la vida y la muerte, el amor y el odio, la pasión y el rencor, las miserias que a menudo almacena la memoria indestructible, el suspense y el humor más negro que blanco, han aflorado en esta ingente cantidad de relatos donde un asunto viejo pero ahora de renovada actualidad, el de aquellos que tuvieron que vivir escondidos en su propia casa por temor a represalias de índole político, ha salido vencedor”.

Sobre el cuento ganador, el presidente del Jurado ha afirmado que “la riqueza del vocabulario se une a la frescura y fluidez de la capacidad narrativa junto a la atracción por conocer el desenlace de una historia cincelada a golpes de temores y esperanzas.”

El jurado ha seleccionado las obras ganadoras entre las 4.539 obras admitidas a concurso que se recibieron con motivo de esta 60ª edición del Premio de Cuentos “Gabriel Miró”. Escritores de todos los países de habla hispana, así como de muchos otros, han participado en este certamen, con obras recibidas desde, entre otros, España, Alemania, Arabia Saudí, Argentina, Bélgica, Bolivia, Canadá, Chile, China, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, Estados Unidos, Francia, Guatemala, Reino Unido, Irlanda, Israel, Italia, Méjico, Nicaragua, Perú, Puerto Rico, Tailandia, Uruguay y Venezuela.

Creado en 1955 para honrar la memoria del escritor alicantino, el Concurso de Cuentos Gabriel Miró es el certamen de este género con más prestigio y uno de los más antiguos de España. El Premio de Cuentos “Gabriel Miró”, con sus 60 años de trayectoria, como el “Gabriel Sijé”, son dos de los premios literarios más antiguos de España. Ambos, junto al “Vargas Llosa de Novela”, fueron creados por la actual Fundación Caja Mediterráneo para incentivar la cultura y, en especial, la creación literaria en lengua castellana. El número de obras presentadas ha ido en aumento con el paso del tiempo, así como la variedad de los lugares de procedencia. En la actualidad se presentan obras remitidas desde todos los países hispanohablantes.

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba