Orihuela se convirtió en el escenario de las obras más importantes de la historia de la literatura

Orihuela se convirtió en el escenario de las obras más importantes de la historia de la literatura

Orihuela celebró el pasado fin de semana el Día del Libro con una serie de actividades organizadas por la concejalía de Cultura que dieron vida en el centro histórico de Orihuela a las más conocidas historias de la literatura universal.

Así, el casco antiguo de la ciudad se convirtió en el escenario de las obras más importantes y más leídas de toda la historia. La plaza Ramón Sijé fue el singular escenario de "Sueño de una noche de verano", de William Shakespeare. Allí sus protagonidas, Titania, Oberon y Puck representaron una de las escenas más famosas de esta obra. Solo a unos metros de distancia, en el maravilloso claustro de la Catedral, se encontraba Don Quijote de la Mancha junto a su propio autor, Miguel de Cervantes. La plaza del Salvador, la conocida como plaza de las cadenas, se transformó para la ocasión en el escenario rural en la que se sucede "La dama del Alba", obra del dramaturgo Alejandro Casona. Y a mitad del recorrido de cuento en el que se convirtió Orihuela la noche del sábado, aparecía en un balcón del palacio Sorzano de Tejada la joven Julieta escuchando las palabras de Romeo declarándole su amor. "Yerma", de García Lorca, en Santa Justa y Rufina y "Macbeth", de Shakespeare, en el hall del Ayuntamiento de Orihuela completaron esta ruta cultural por las mejores historias de la literatura.

"Queríamos sacar los libros a la calle, combinar nuestro rico patrimonio y llenarlo de vida con las historias más bellas de nuestra literatura", ha explicado Mar Ezcurra, concejala de Cultura del Ayuntamiento de Orihuela.

Además de con estas historias y con el juego de luces con el que se iluminó los escenarios de las interpretaciones, los asistentes fueron obsequiados con un clavel y folletoso editados por la concejalía de Cultura con fragmentos de 15 famosos libros.

El domingo la celebración del Día del Libro se centró en la biblioteca municipal María Moliner, que celebraba además su IV aniversario. "Allí disfrutamos de la magnífica interpretación de María Moliner, la mujer que da nombre al centro. Una actuación con la que dimos a conocer quién era esta importante mujer, cuál fue su impagble labor en defensa de las bibliotecas y la cultura, y cuál es su papel en la historia. Fue ella, quien animó a todos los asistentes a leer, a coger un libro y adentrarse en su maravillosa historia", ha comentado Mar Ezcurra. 

La concejalía de Cultura también pensó en la organización de esta celebración del Día del Libro en los más pequeños. El Rincón Hernandiano se transformó el sábado por la tarde en el escenario de "Los tres cerditos" y la Casa Museo Miguel Hernández acogió diversos talleres de lectura.

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba