Cambiemos Orihuela denuncia la inminente construcción de una gasolinera con lavadero y restaurante en una finca de regadío tradicional situada en zona inundable

Cambiemos Orihuela ha comparecido hoy para volver a denunciar, como ya hicieran en 2018, lo que consideran una barbaridad ambiental y urbanística. El proyecto de una gasolinera con restaurante y lavadero en el Camino Viejo de Callosa que, según informa Carlos Bernabé, coportavoz de Cambiemos, “va a destruir una zona de regadío tradicional con un negocio privado, innecesario y contaminante en una zona inundable que, de hecho, estuvo muy afectada en la DANA de septiembre”. En ese sentido, Bernabé ha recordado que los expedientes vinculados al proyecto señalan que éste se encuentra en una zona sometida a riesgo de inundación según el Patricova, también ha apuntado la existencia de informes de la CHS donde se señala que, en algunos aspectos, la documentación es “bastante deficiente” y que la gasolinera estaría sobre “una zona de vulnerabilidad a la masa de agua subterránea”, cuestiones que requerirían un especial cuidado en la ejecución y desarrollo de la gasolinera, algo de lo que Bernabé duda. Y, a todo ello, el concejal insiste, se añade que el proyecto se va a edificar sobre un “Paisaje de Relevancia Regional de la Huerta de la Vega Baja del Segura” que perderá su uso agrícola.

“Es llamativo que estos meses tengamos a líderes políticos llenándose la boca con la necesidad de cambiar el modelo, proteger el territorio, cuidar la agricultura o prevenir daños pero, a la vez, se sigue alimentando el mismo modelo de subdesarrollo y mediocridad de siempre”, ha manifestado Bernabé. Asimismo, afirma que “desde las Instituciones no se puede mandar el mensaje de que el beneficio privado, cortoplacista e irresponsable está por encima de la defensa del territorio y la agricultura”.

Paralización de Licencia y “anomalías” de procedimiento

Así, tras constatar que la Junta de Gobierno Local de este 10 de diciembre ha dado un paso más para facilitar este proyecto, al otorgar licencia para “relleno del solar” previo a la instalación de la Gasolinera, Cambiemos ha vuelto a solicitar por escrito que se detenga y revise todo el procedimiento. Ello debido a que, a su juicio, “a la barbaridad ambiental, urbanística y económica que supone este proyecto, se añaden anomalías significativas en el expediente”. Y es que, tal como ha recordado Bernabé, este proyecto de Gasolinera lleva “cocinándose” desde 2011, dado que se ampara en una Declaración de Interés Comunitario, figura jurídica recogida en la LOTUP que permite “aprovechamientos en suelo no urbanizable”. Posibilidad que, según Bernabé, “en Orihuela se está utilizando para sortear el Plan General de Ordenación Urbana y poner el negocio de unos pocos por encima del resto”. Una vez que Conselleria autorizó la Declaración de Interés Comunitario la pelota está en el tejado del Ayuntamiento que, según Cambiemos, “no ha movido un sólo dedo para detener esta barbaridad”. De hecho, Cambiemos Orihuela, ya preguntó por esta cuestión y la denunció en 2018.

Bernabé ha señalado que el expediente de tramitación de la Declaración de Interés Comunitario tiene “anomalías”, como alegaciones sin responder, Estudios de Integración Paisajística opacos y que podrían no cumplir con todos los criterios y, por supuesto, los riesgos ecológicos aludidos que “pueden acabar afectando al municipio”. Por ello, desde la formación insisten en la necesidad de detener el proyecto y revisarlo a fondo.

Problemas de Seguridad Vial

Además, el concejal de Cambiemos ha recordado que a los problemas mencionados se añaden los problemas de tráfico acumulados en el Camino Viejo de Callosa de Segura. Una cuestión que, recuerdan, ya ha suscitado quejas vecinales y que se agravaría más con el proyecto de gasolinera cuyos accesos serían desde el propio camino. “El Camino Viejo de Callosa ya está saturado de camiones por la presencia de algunas naves agrícolas -algunas irregulares- y este proyecto sólo va a agravar el problema, y el Gobierno Local lo sabe”.

Por último, desde la formación señalan la urgencia de cambiar el modelo de desarrollo urbano evitando proyectos como este. “Durante los últimos tiempos se viene constatando una mayor conciencia respecto a la necesidad de políticas más sostenibles y justasm que deben empezar por el modelo de desarrollo local. Sin embargo, este negocio de gasolinera con lavadero y restaurante en una zona agrícola e inundable no responde a ningún interés comunitario ni general, sino a un modelo caduco que sólo beneficia a unos pocos y destroza nuestra comarca. El gobierno de Orihuela debe hacer todo lo posible para cambiar este modelo, y no seguir promoviéndolo” ha zanjado Bernabé.

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba