Cambiemos Orihuela tacha de "lento" al gobierno a la hora de resolver las demandas de accesibilidad

Cambiemos Orihuela tacha de "lento" al gobierno a la hora de resolver las demandas de accesibilidad

Tras denunciar en reiteradas ocasiones que la mesa de accesibilidad no está cumpliendo parte de su función, hoy desde la formación política de Cambiemos Orihuela se han presentado propuestas concretas para que las deficiencias del municipio en materia de accesibilidad sean subsanadas con la mayor rapidez posible. “Aunque sí que hay cuestiones que se están abordando, gracias al intenso trabajo de colectivos y técnicos del Ayuntamiento, todavía existen reivindicaciones constantes por parte de las asociaciones representadas en la mesa que no se han atendido o se han dejado a un lado: el problema de la apertura sistemática de locales comerciales no accesibles, la ejecución de obras de renovación de calles en Orihuela, pedanías y costa que no cumplen la normativa de accesibilidad, o la existencia de barreras arquitectónicas en edificios públicos municipales son algunas de ellas”, ha señalado la concejala Guillén, como representante de su grupo en la Mesa de Accesibilidad, añadiendo que, “la falta de voluntad política, sensibilidad y compromiso con la accesibilidad se pretende tapar con la excusa de que no hay recursos humanos y técnicos disponibles, cuando es el gobierno el que decide a qué se destinan los recursos, y por tanto, quien tiene la capacidad de poner como prioridad resolver los problemas”.

Para destinar recursos humanos y técnicos a la labor de conseguir una ciudad más inclusiva e integradora, Cambiemos Orihuela ha propuesto, para la celebración de la próxima Mesa de Accesibilidad, la adopción de una serie de acuerdos. Entre ellos el diseño de un Plan de Formación Interna para la plantilla municipal; la inclusión de la perspectiva de la accesibilidad en la Relación de Puestos de Trabajo que se está desarrollando desde el Ayuntamiento, con la inclusión de un técnico especializado en accesibilidad, y aumentando la plantilla de quienes hacen las inspecciones urbanísticas -para el control de locales y las obras de renovación de las calles, para garantizar que cumplen con la normativa vigente-; y el acondicionamiento accesible de todos los edificios públicos del término municipal de Orihuela en el plazo de un año.

Guillén ha insistido en que “la accesibilidad es un derecho que hay que proteger y garantizar, y las barreras arquitectónicas ponen en situación de desventaja a las personas que tienen movilidad reducida y otra diversidad funcional”. Ha advertido, también, que, “las mejoras en accesibilidad no solo facilitan la vida de los colectivos que tienen voz en la mesa, también para el resto de la población: las personas mayores, los niños, los adultos con carricoche de bebé, un carrito de la compra, y que a menudo encuentran barreras insalvables en nuestro espacio público, imposibilitando el desplazamiento con seguridad y comodidad”. 

Medios

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba