El PP de Orihuela escenifica su ruptura interna en el pleno extraordinario de hoy

El PP de Orihuela escenifica su ruptura interna en el pleno extraordinario de hoy

El PP en Orihuela está completamente roto. Así se ha podido comprobar durante la sesión plenaria en la que el alcalde de la ciudad, Emilio Bascuñana, se ha quedado en minoría por la ausencia de compañeros de su mismo partido, y no ha podido sacar adelante la urgencia de la convocatoria al no contar con la mayoría suficiente para ello. De esta forma, ni tan siquiera se ha debatido el único asunto que figuraba en el orden del día, que era la modificación de un plan urbanístico para permitir edificar una promoción de 2.600 viviendas sobre 655.854 metros cuadrados en Orihuela Costa y que ninguna de ellas fuera de Protección Oficial, como estaba previsto en el proyecto para 650 del total de esas viviendas.

Un total de seis concejales de la corporación municipal se han ausentado hoy del pleno, todos ellos del Partido Popular, salvo la edil de Foro Demócrata, Pepa Ferrando, que no asiste por incompatibilidad laboral. Los cinco restantes son Miguel Ángel Fernández, que ha justificado su no asistencia por la incompatibilidad que supone que la propuesta presentada por el promotor al Ayuntamiento está firmada por la esposa del concejal en calidad de abogada de Villamartín SL; Begoña Cuartero, que ha excusado su ausencia por estar de viaje, y Dámaso Aparicio, Sofía Álvarez y Noelia Grao que han alegado estar enfermos.

En la Comisión de Urbanismo celebrada ayer, el Partido Popular se mostró a favor de ese cambio, mientras Ciudadanos, el PSOE y Foro Demócrata optaron por la abstención y Cambiemos votó en contra.

Este martes, el voto para decidir si se aprobaba la urgencia del pleno convocado por el alcalde Bascuñana, ha arrojado como resultado que solo el PP ha votado a favor, mientras que Ciudadanos se ha abstenido y PSOE y Cambiemos han votado en contra. Por ello, el pleno no se ha llegado a celebrar.

Desde Cambiemos Orihuela, Marta Guillén, lo ha calificado lo ocurrido en el pleno como una espantada de concejales que también muestra las dudas sobre el plan urbanístico que se pretendía aprobar. Además, opina que algunos ediles no quieren enemistarse con el promotor en plena guerra interna del PP.

Por parte de los socialistas, su portavoz, Carolina Gracia, ha lamentado lo ocurrido porque, independientemente de que su partido hubiera votado en contra de la propuesta en caso de haberse celebrado el pleno, asegura que hoy se ha visibilizado la inestabilidad en el ejecutivo de Orihuela. Además, ha opinado que ni los compañeros de gobierno de Bascuñana se fían de él.

Medios

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba