El PSOE denuncia que la edil Sabina Galindo pone en riesgo los Centros de Servicios Sociales al no justificar la subvención de Consellería

El PSOE denuncia que la edil Sabina Galindo pone en riesgo los Centros de Servicios Sociales al no justificar la subvención de Consellería

El Concejal del PSOE Emilio Zaplana ha comparecido en rueda de prensa para denunciar las graves consecuencias que han llevado consigo la creación del Aula Tea que se puso en marcha en el último trimestre del pasado año. 

En octubre de 2018 la Concejala emitió una orden de admisión de un único usuario para un nuevo servicio incluido en el Centro Ocupacional Oriol. La Orden mantenía que dicha admisión se realizaría de manera provisional hasta que se emitiera informe favorable acerca de la misma pero eso nunca sucedió. El informe emitido por la psicóloga contratada para el Aula Tea, dictaminaba que este no era el servicio idóneo y apuntaba a que el mejor recurso sería un Centro de Día. Por otro lado y hasta en tres ocasiones la Dirección del Centro instaba por escrito a la Concejala a que tomara una decisión acerca del citado usuario recordándole que existía un informe negativo.

Fruto de esta decisión, según ha manifestado Zaplana, “se han producido una serie de hechos que podrían poner en riesgo el servicio en los Centros que atienden a personas con discapacidad como son el Centro de Atención Temprana, el Cris, el Centro Ocupacional y la Residencia Oriol.”

El Concejal ha destapado lo que él ha calificado como “trama, ya que cuando denunciamos públicamente esta situación dijimos que íbamos a estar muy encima de qué era lo que lo que se incluía en la justificación”. Zaplana cree que la falta de la última parte de la justificación de las citadas subvenciones se debe a que la Jefa de Servicio de Centros no ha “querido pillarse los dedos” con lo que podía haber sido una irregularidad de graves consecuencias. No obstante esta falta de respuesta a la Conselleria en la subvención ha provocado ya, que esta no abone al Ayuntamiento la cantidad de 353.000€ pero podría devenir en que, tal y como marca la Ley General de Subvenciones  causa de reintegro del dinero aportado por la Generalitat y que podría ascender a 2.100.000€ que tendremos que pagar todos los oriolanos, si quisiéramos mantener los centros en servicio.

El socialista asegura que “desde la Dirección Territorial no saben como van a proceder, porque nunca se habían visto en la situación, de que tras varios meses de haberse cumplido el plazo de justificación, no hayan enviado nada”

Ante esta gravísima situación hay que sumar que la Consellería a petición de la propia Concejalía de Bienestar Social, aumentó  siete plazas para el Centro Ocupacional, el problema es que desde la Concejalía no se solicitó la financiación necesaria; “la financiación se pidió en 2019, una vez destapamos el asunto, a la Dirección General, esta contestó que los presupuestos estaban cerrados y que debía haberse realizado cuando solicitaron la ampliación de plazas en 2018.” Esto ha supuesto que las personas que están en lista de espera para entrar al Centro Ocupacional no lo hayan podido hacer y es necesario destacar que prácticamente todas ellas son del municipio de Orihuela. Esto se debe a que a Galindo nunca le importó que siete personas más se beneficiaran del servicio, sino que solo estaba interesada en una persona, que además no cumple con los requisitos para este tipo de centros, según firman los técnicos en sus informes”.

Además Zaplana ha denunciado la “paralización, a sabiendas, de los Reglamentos de Régimen Interior de los Centros, sobre todo el del Oriol, porque en este se determina cual es la forma de admisión de los usuarios y no quería que se les complicase más el asunto del único usuario del Aula TEA.”

El socialista ha calificado la actuación de Galindo de “usar los servicios municipales como si fueran su cortijo decidiendo a dedo quién debe entrar, cómo debe entrar y cuándo”. Lo que sí es ya una realidad que por la falta de la gestión de la Concejalía ha dejado de ingresar 1.000.000€, debido al retraso en la justificación de 2017 y a la no justificación de la de 2018.

Zaplana ha terminado diciendo “que en más de quince años que he sido funcionario de ese departamento, y otros cuatro que estuve como concejal, jamás he visto unas  irregularidades tan graves. Desde luego, alguien tendrá que responsabilizarse, en el caso de que por dejación de funciones el municipio pierde un solo euro de esa subvención”

Medios

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba