El PSOE propone la puesta en marcha de un Plan de Ordenación de Recursos Humanos

El concejal del PSOE Guillermo Cánovas ha comparecido hoy para explicar la moción que su grupo defenderá en el próximo pleno de Octubre y que propone la confección de un Plan de Ordenación de RRHH  “que marque  una hoja de ruta con un objetivo más ambicioso que sería este Plan y continuaría con la RPT, Relación de Puestos de Trabajo”. 

El edil del PSOE ha recordado  que el 28 de abril de 2017 se firmó el Acuerdo de la propuesta de la Relación de Puestos de Trabajo para este Ayuntamiento, negociada por la Concejalía de RRHH y los sindicatos pero “por ahora solo hemos visto la foto en la escalera del Ayuntamiento con el concejal y todos los participantes en la negociación, porque de ese acuerdo nada más se supo, suponemos que duerme el sueño de los justos en algún cajón de la Concejalía de RRHH” afirma Cánovas. 

En este sentido el concejal asegura que Orihuela como municipio de Gran Población debe actuar de forma responsable, no debe quedarse en la exhibición de un mero título, por todo ello considera que “la Administración Local, al igual que el resto de Administraciones, debe de estar al servicio de los ciudadanos y no los ciudadanos al servicio de la administración. No se debe dar lugar a situaciones como la que de una persona solicite una cita para resolver un problema, estando a 400 Kms de distancia, se le dé audiencia y cuando llega a la concejalía, que casualidad no hay ningún responsable que le atienda, están todos de vacaciones, hemos vuelto al sigo XIX con el vuelva usted mañana”.

El socialista añade que existen multitud de ejemplos de desorganización en el Ayuntamiento “no es comprensible la falta de conexión entre las concejalías para la contratación de personal, o que la confección de nóminas se externalice,  o que exista multitud de pérdidas de subvenciones, todo esto da la impresión de un gran desorden y descontrol”.   

Para finalizar Guillermo Cánovas afirma que por medio de esta Moción pretendemos que “se construya una Administración moderna, acorde con los tiempos que vivimos, que pueda dar un  servicio efectivo a los ciudadanos, que al fin y al cabo son los receptores del buen o mal funcionamiento de la administración, con lealtad, eficacia, eficiencia y toda la legalidad posible, que devuelva la confianza de los ciudadanos en la administración. Al mismo tiempo que los trabajadores se sientan partícipes del papel tan importante que desempeñan en dicha Administración de la que ellos son también receptores”.

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba