Infraestructuras propone el Juzgado de Aguas un nuevo convenio que regule la gestión de sus competencias

Infraestructuras propone el Juzgado de Aguas un nuevo convenio que regule la gestión de sus competencias

La concejalía de Infraestructuras del Ayuntamiento de Orihuela, dirigida por Juan Ignacio López-Bas, se ha dirigido al Juzgado Privativo de Aguas de Orihuela, en la persona del recientemente elegido nuevo Juez de Aguas, Pedro Mompeán, a fin de retomar y normalizar las relaciones entre la institución que representa a los regantes tradicionales oriolanos y su ayuntamiento, tras la decisión unilateral del anterior Juez Francisco Simón de denunciar el convenio entre ambas entidades, el pasado mes de octubre de 2018.

El edil López-Bas ha remitido al nuevo Juez de Aguas de Orihuela un ofrecimiento para concluir un nuevo convenio que establezca y regule cuestiones en que tanto ayuntamiento como el secular órgano de gestión de riegos coinciden, “siempre desde la perspectiva de que el ayuntamiento debe garantizar los intereses generales y públicos, sin perjuicio de los derechos e intereses de una institución tan tradicional como la del Juzgado Privativo de Aguas”, como ha señalado el representante municipal. López-Bas saluda así al nuevo Juez electo, poniéndose a su disposición para una “correcta gestión de todo aquello que afecte a intereses de ambas instituciones”.

Desde el ayuntamiento se señala como prioritario abordar un análisis de la red de acequias e infraestructuras de riego que discurren por término municipal de Orihuela, “para poder determinar con exactitud titularidad de terrenos, afecciones que existan, protocolos de actuación para mantenimiento y reparación de las mismas, y criterios para establecer responsabilidades de cualquier tipo, tanto en caso de hundimientos de cubiertas, incidencias o accidentes que pudiera ocurrir, según quién las haya realizado y esté obligado a su mantenimiento, como en cuanto a la obligación de que esas infraestructuras cumplan debidamente con la seguridad y salubridad públicas que es exigible a toda infraestructura o instalación ubicada en nuestro término municipal”, ha señalado López-Bas. Todos estos aspectos empezaron a tratarse ya en 2018, quedando interrumpidos tras la denuncia del convenio por el Juzgado de Aguas.

Cualquier anterior malentendido entre ambas instituciones, que el concejal oriolano prefiere dar por zanjado, y que parece que pudo ocasionar la denuncia unilateral del convenio vigente desde diciembre de 2013 entre ayuntamiento y Juzgado Privativo de Aguas por esta última institución queda así aparcado y el Ayuntamiento de Orihuela, a través de su concejalía de Infraestructuras, se muestras abierto a reunirse con el nuevo Juez de Orihuela para reanudar una relación interrumpida hace ya unos tres meses, y que ha tenido como principal consecuencia que el ayuntamiento haya paralizado los expedientes para reparar cubiertas que se habían hundido recientemente en el Barrio Mariano Cases y en la Carretera de Molins, y que esperan a un entendimiento en breve para poder ser reactivados y los trabajos realizados como estaba previsto, toda vez que la denuncia del convenio por el anterior Juez de Aguas incluía una cancelación expresa de cualquier autorización al ayuntamiento para cubrir acequias e incluso para “la reposición de zonas ya ejecutadas”, como es el caso de esos dos tramos.

Desde la concejalía se espera una rápida respuesta del Juzgado Privativo de Aguas de Orihuela por boca de su nuevo Juez de Aguas para volver a tener sobre la mesa un documento con toda la información que permita a ambas instituciones una relación eficaz y ágil plasmada en un convenio actualizado como el que se hizo en 2013.

Medios

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba