La Concejalía de Medio Ambiente impulsa el proyecto “Ecoescuelas” del colegio Manuel Riquelme de Hurchillo para la concesión del galardón Bandera Verde

La Concejalía de Medio Ambiente impulsa el proyecto “Ecoescuelas” del colegio Manuel Riquelme de Hurchillo para la concesión del galardón Bandera Verde

El concejal de Medio Ambiente, Miguel Ángel Fernández, ha dado a conocer este martes su apoyo y colaboración para que el colegio Manuel Riquelme de Hurchillo llegue a conseguir una Bandera Verde, galardón que otorga la Asociación De Educación Ambiental y del Consumidor (ADEAC), cofundadora de la Fundación Europea para la Educación Ambiental (Foundation for Environmental Education-FEE), y que otorga así mismo la categoría de Banderas Azules a playas y puertos deportivos.

“Desde esta concejalía, queremos animar al colegio y le ofrecemos toda nuestra ayuda y apoyo para que, próximamente, pueda ondear esa Bandera Verde en este centro como reconocimiento a su trabajo y concienciación ambiental”, manifestó Fernández, quien estuvo acompañado del director del centro, Joaquín Marzá.

El colegio Manuel Riquelme forma parte desde 2005 del programa Ecoescuelas, uno de los cuatro programas de carácter internacional promovidas por la FEE desarrollado en el ámbito educativo, y que tiene como objetivo aumentar la conciencia sobre temas relacionados con el medio ambiente y el desarrollo sostenible en el propio centro y en la sociedad que le rodea, implicando también a las autoridades locales.

“La participación en este programa implica la creación en el colegio de un comité ambiental conformado por profesorado, padres, personal externo y alumnos, que realizan de manera anual una auditoría de la situación ambiental del mismo en materia de agua, energía y residuos”, explicó Marzá, “registrando las acciones que se han llevado a cabo e incluyéndolas en una memoria que se envía a la ADEAC para su evaluación”. 

De esta manera, el colegio ha realizado, entre otras acciones, la instalación de iluminación LED, cinco puntos limpios y un aparcamiento de bicicletas, la creación de un huerto y cooperativa escolar, además de trasladar a los alumnos la importancia de separar los residuos y llevar a cabo iniciativas de ahorro de agua, “con lo que se han podido ahorrar casi medio millón de litros en Hurchillo”, añadió el director.

Ahora, y con la implicación de la Concejalía de Medio Ambiente, una Bandera Verde les convertiría “en uno de los pocos centros de la Comunidad Valenciana en obtenerla y de los primeros en la provincia de Alicante”, expresó Marzá. Para esto es necesario que el centro supere una auditoría externa realizada por la ADEAC, que comenzará a partir de este miércoles.

“Desde el área de Medio Ambiente seguimos apoyando toda iniciativa de concienciación ambiental a los escolares del municipio, tanto con esta actividad como con otros talleres piloto que se están realizando en los colegios de San Bartolomé y Miguel Hernández sobre compostaje”, manifestó Miguel Ángel Fernández, “además de animar a otros centros a que se adhieran a iniciativas como ésta”.

Medios

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba