La Jefatura de la Policía Local desmiente a un agente y asegura que el interventor tenía autorización para dejar su bicicleta en el Ayuntamiento

La Jefatura de la Policía Local desmiente a un agente y asegura que el interventor tenía autorización para dejar su bicicleta en el Ayuntamiento

La polémica en torno al incidente que ayer supuestamente protagonizaron el interventor municipal y un agente de la policía local por el aparcamiento de la bicicleta del funcionario en las dependencias municipales continúa. Tras desvincularse de las declaraciones de la Policía Local el alcalde de Orihuela, Monserrate Guillén, y su gabinete de prensa, esta misma tarde lo ha hecho el Intendente Jefe de la Jefatura de de Policía Local, José María Pomares, quien en un comunicado ha aclarado que "desmiente el escrito de prensa enviado ayer, partiendo del hecho de que existía autorización previa solicitada por el interventor" para poder dejar su bicicleta, con la que a diario acude a trabajar al consistorio, en las dependencias municipales. Es más, desde la Jefatura de Policía Local, han asegurado que en ningún momento "hubo insultos, sino diferencias verbales y que por rebajar los ánimos se cambio de ubicación" la bicicleta del interventor.

El Intendente Jefe ha confirmado que "no existe denuncia judicial contra el interventor" tras estos hechos ocurridos ayer a primera hora de la mañana cuando al parecer un agente local le impidió al funcionario público dejar en las dependencias municipales su bicicleta. 

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba