La plantilla de la Policía Local muestra su malestar por las carencias y perjuicios que afirman sufrir

La plantilla de la Policía Local muestra su malestar por las carencias y perjuicios que afirman sufrir

Los  Representantes  Sindicales  de  los  Sindicatos  CSIF,  UGT  y  SPPLB (sindicato de policía y bomberos) del  Ayuntamiento  de Orihuela,  han vuelto a hacer público su malestar con el trato recibido por el equipo de gobierno hacia la plantilla de la Policía Local, hasta llegar a una situación que consideran “inaguantable”.

Apuntan que las últimas reivindicaciones realizadas no ha mejorado nada  el  tato, pues son muchas las carencias y los perjuicios sufridos, según afirman. Los sindicatos se quejan de la respuesta que siempre recibe por parte del gobierno local, de que no se puede hacer nada. Pero en cambio, aseguran que ven como en otros servicios y departamentos no existen esos problemas. Para los sindicatos, son muchos los riesgos que asume la policía local y los propios ciudadanos, con estas políticas que tachan de “anti-policías” y que afirman utiliza la actual corporación municipal, más parecidas de radicales antisistema que de políticos democráticos, tal como reza textualmente un comunicado emitido por los sindicatos.

En el mismo escrito, denuncian que debido a la, bajo su punto de vista, penosa gestión realizada por esta corporación en materia de Tráfico y Seguridad Ciudadana, se encuentran con que se carecen de medios humanos y técnicos para poder dar servicio a todo el municipio.

Los representantes sindicales dicen que desde el principio de la legislatura advirtieron de la carencia de efectivos existente en la Policía Local, tanto a la corporación municipal como por los mandos superiores del Cuerpo, y por ello optaron por amortizar 10 plazas vacantes de Agentes de Policía Local, es decir cancelarlas, para cambiarlas por otras 10 plazas con denominación de Agentes de Movilidad.

Los sindicados explican que se trata de unas plazas de pseudo-Agentes, cuya única misión que pueden realizar es la de regular el tráfico, ya que ya empiezan a existir sentencias que consideran que estos Agentes carecen de autoridad para denunciar. Por lo que la Policía Local se encontraría con unos pseudo-Agentes low cost, que carecen de autoridad de cara al servicio al ciudadano, es decir no podrán multar ni perseguir delitos.

Los sindicados critican en su comunicado que lo que realmente quiere el Ayuntamiento es tener es a unos cuantos trabajadores con un salario bajo, cortándoles las calles para todos y cada uno de los actos se organizan, e importándoles poco la seguridad de los ciudadanos.

Por ello, los representantes de la plantilla de Policía Local piden al alcalde y al equipo de gobierno, a que no tengan miedo a la Policía, rehúsen la creación de esas plazas que consideran inoperantes para la ciudadanía, y creen nuevamente las que suprimieron.

Medios

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba