ALZAMOS NUESTRA VOZ CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO: NO MÁS MUERTES.

ALZAMOS NUESTRA VOZ CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO: NO MÁS MUERTES.

Todos los esfuerzos son pocos mientras una sola mujer siga muriendo a causa de la violencia de género. Las mujeres rurales sufrimos la violencia de género en mayor silencio que las mujeres del mundo urbano porque tenemos mayores obstáculos a la hora de acceder a los recursos policiales y sociales que nos permitan salir de ese círculo. Por eso pedimos la ampliación y una mayor cercanía de estos recursos y servicios y estadísticas que reflejen la incidencia de la violencia de género en el medio rural.

La violencia de género es la manifestación más cruenta de la desigualdad entre mujeres y hombres, es la violencia que se dirige sobre las mujeres por el hecho mismo de serlo, por ser consideradas carentes de los derechos mínimos de libertad, respeto y capacidad de decisión.

La violencia contra las mujeres se puede manifestar de distintas formas: física, sexual, psicológica y económica, produciéndose tanto en el ámbito de lo público (mundo laboral, medios de comunicación, el lenguaje) como de lo privado (violencia doméstica y de género)

Por tanto, podemos decir que una mujer que sufre violencia, en cualquiera de sus expresiones, difícilmente puede participar en la vida en todas sus dimensiones, política, social, cultural y en el mundo laboral en las mismas condiciones que sus compañeros masculinos y que otras mujeres que no sufren violencia.

En cualquier caso la única forma de acabar con la violencia contra las mujeres es eliminando desde su raíz cualquier tipo de manifestación discriminatoria, ya sea directa o indirecta, por razón de sexo y la promulgación de la igualdad real entre hombres y mujeres, removiendo los obstáculos y los estereotipos sociales que impiden alcanzarla. Este es el principal objetivo de la Ley 3/2007, cuya principal novedad radica en la prevención de estas conductas discriminatorias y en la previsión de políticas activas para hacer efectivo el principio de igualdad.

La adolescencia es una etapa de transición entre la infancia y la madurez que tiene una gran relevancia en la vida de un ser humano. El adolescente sale del entorno familiar y empieza a establecer las pautas de relación con el mundo que le rodea. Es la época en la que el individuo empieza a construir su proyecto de vida. El futuro de un país depende de que ese proyecto esté elaborado en el respeto a los Derechos Humanos y basado en el principio de igualdad entre hombres y mujeres que es el tema que nos atañe.

No podemos bajar la guardia. No mientras una sólo mujer muera a manos de su maltratador. 

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba