APRENDER NO ES PADECER

APRENDER NO ES PADECER

Desde NERO nos sumamos a la denuncia pública de las condiciones en las que está asistiendo a clase el alumnado de nuestra comunidad y en particular el de nuestra comarca. Según la legislación de seguridad laboral y salud, dar clases a más de 27 grados constituye un riesgo, tanto para las docentes como para el alumnado. En los propios centros lo han podido atestiguar ya que se ha comprobado con medidores oficiales que se han sobrepasado ampliamente los 30 grados; además, en varios casos tanto alumnas como profesoras han tenido que ser asistidas por los servicios sanitarios al haber sufrido desmayos, vómitos, mareos…  

¿Son estas las condiciones en las que pretenden que las personas rindan, trabajen y se esfuercen por mejorar su educación? Parece que la consellera M José Català no tiene tan claro como las estudiantes de nuestra comunidad que “Aprender no es padecer” y que además para poder conseguir lo primero son necesarias unas condiciones mínimas ambientales y de infraestructura en las que tanto profesoras como alumnas puedan desarrollar su actividad, teniendo en cuenta que, en la mayoría de ocasiones, encontramos grupos de más de 30 personas en las aulas. 

El adelanto del curso escolar al 3 de septiembre ha sido un gran error y estamos viviendo como resultado una gran movilización en toda la comunidad. No podemos permitir que para la Administración sea más importante cuadrar calendarios que la salud de las propias estudiantes.  

Desde Orihuela nos unimos a dicha movilización y recordamos que no acabará aquí. Los recortes propuestos en educación y la implantación de la ley “Wert” (LOMCE) traerán consigo muchas más movilizaciones ya que no nos dejan más opción que la lucha social para conseguir una educación pública, inclusiva y de calidad. 

 

En defensa de una educación pública que cumpla con unos mínimos de humanidad, se han convocado diversas movilizaciones durante estos días. En Orihuela, el próximo jueves, nos vemos a las 11:45 en la Glorieta. Pasando calor en la calle para salvar la igualdad de trato en las aulas.

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba