CHARLATANES DE ORIHUELA ... HASTA LA PRÓXIMA.

CHARLATANES DE ORIHUELA ... HASTA LA PRÓXIMA.

Para todos los oriolanos, los que vivían aquí o los que por otras circunstancias nos pillaba fuera, fue una gran sorpresa ver al gran Ramonet, el charlatán, presumiendo precisamente de eso, de ser de Orihuela, cuando entregaba el escudo de su ciudad, en nombre justamente de su Ayuntamiento, al Un, Dos, Tres ... Ver en la tele a un vecino de tu pueblo ... ¡Qué grande!

Así agradece hoy su recuerdo nuestra Concejalía de Festividades, dejando en la estacada a quien en 2008 le pidió que siguiera la labor de su padre para el fomento de esta tradición tan nuestra. Para que no se perdiera con su fallecimiento.

A Hugo Gabín, hijo de Ramonet, no lo conozco más que de saludarnos y de haber hablado en un par de ocasiones antes de confirmarme en la conversación más larga que hemos tenido nunca lo que me habían contado: que nadie del Auntamiento lo había llamado para el Concurso de Charlatanes de San Antón de este año. Dice hoy la prensa que "no lo han encontrado" ... No han encontrado en Orihuela a Hugo, el hijo de Ramonet.

Y me cuenta Hugo que le dijeron hace unos meses que para volver a celebrarse el concurso, debía constituir una asociación. Y lo hizo. Para nada, por lo visto. Se llama, para que no hubiera dudas, "Asociación de Charlatanes Ramonet de Orihuela", juntos el nombre de su padre y de su pueblo, el que el primero promocionó ante toda España.

El Concurso de Charlatanes es un evento que ha costeado el Ayuntamiento, porque es una tradición de Orihuela, al menos oficialmente, en las últimas 32 ediciones. Y de la organización se ha encargado Hugo, después de su padre, Ramonet, sencillamente porque ningún funcionario municipal sabría hacerlo, como tampoco organizar una Cabalgata de Reyes, una Juve o un Mercado Medieval, eventos que por eso mismo se contratan a personas o empresas ajenas al consistorio, como tantos otros servicios municipales.

Por su importe es incluso un contrato "menor", es decir, de ésos que se adjudican directamente sin necesidad de acudir a un concurso porque su precio así lo permite según la ley.

Por tanto, si Festividades no ha querido realizar el Concurso de Charlatanes es simplemente porque no ha querido. O por un descuido que a lo mejor por soberbia no se quiere reconocer. Ahora es bien fácil echarle encima a Hugo la burocracia de la maquinaria administrativa, como pasó antes con el Orihuela CF, curiosamente.

Argumentar lo de la asociación es una tontería, porque la propia concejal Sra. Gracia firmó en Septiembre un decreto aprobando esa excusa ahora del famoso Plan Estratégico de Subvenciones municipal. Y es una excusa porque el Plan prevé la posibilidad de otorgar subvenciones a personas físicas o jurídicas, incluso a entes sin personalidad jurídica. Por tanto, si lo que se pretendía era pasar de una contratación a una subvención, nunca fue necesario que Hugo constituyera una asociación. Es más, ni siquiera le es exigible someter esa subvención a un procedimiento de concurrencia y publicidad, porque el propio Plan de la Sra. Gracia prevé la concesión directa de subvenciones en casos especiales en que esa concurrencia sea irrelevante. ¿Cree alguien que hay quien pueda llevar a cabo la organización y gestión de este evento en Orihuela, en San Antón, distinto del hijo de Ramonet, a quien se lo pidieron desde el Ayuntamiento ya en 2008? Yo no. 

Es una pena que nos dediquemos a ignorar y rechazar lo nuestro de toda la vida, como montar una Cabalgata de Disney en lugar de una de Reyes Magos, que es a quien los niños esperan cada noche del 6 de enero, y no al Pato Donald, a quien ven a diario en la tele. Como todos esperábamos de nuevo disfrutar del Concurso de Charlatanes de Ramonet y de nuestro Ayuntamiento. Como siempre ha sido. 

Pues nada, habrá sido el Interventor otra vez ...

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba