Compromís y sus malabarismos lingüisticos

Compromís y sus malabarismos lingüisticos

Si no fuera porque la propuesta viene de Compromís, en su versión oriolana y a través de los medios de comunicación, dado que no tienen representación municipal, hasta merecería la pena una mínima reflexión sobre el asunto. Si no viniera de Compromís la propuesta para poner a estudiar idiomas a los funcionarios municipales de Orihuela para que estos puedan -así reza- “paliar el insuficiente conocimiento de otras lenguas europeas, principalmente el inglés y el alemán, y fomentar y favorecer de esta manera la atención plurilingüe por parte de los empleados públicos a las personas que, no siendo nativas de Orihuela, hayan decidido instalarse a vivir en nuestra población, contribuyendo de esta manera a la integración, hoy deficiente, de la ciudadanía extranjera en Orihuela”.

Digo si no viniera de Compromís, porque choca bastante que la iniciativa parta de un partido que, gobernando desde Valencia, pretende impulsar la imposición del valenciano/catalán en todos los niveles de la vida civil y administrativa, desde la educación de nuestros hijos hasta la obligación de nuestros empleados públicos, a quienes se les exigirá empezar la conversación con el administrado siempre con un “bon dia”; que propone que Valencia sea plataforma de expansión del catalanismo soberanista desde la manipulada unidad de la lengua y la cultura; que quiere volver a poner en marcha una televisión pública carísima y a manos de equipos directivos vinculados al canal autonómico catalán TV3, reconocido por su independencia política, ya me entienden ...; un partido el de Compromís, en fin, con su Conseller de Cultura llamado Marzà, que nos considera a los valencianos “catalanes del sur” y que aspira con “los del norte” a la independencia de los Países Catalanes algún día.

Y es que quienes se identifican con Compromís en Orihuela, muchos de los cuales tendrán seguramente problemas lingüísticos en esa próxima Cataluña independiente deseada, vienen ahora a pretender la integración de los extranjeros a través del plurilingüismo de los funcionarios municipales de Orihuela. Un plurilingüismo que se impondrá en breve en cuanto al catalán (dejemos ya el eufemismo del “valenciano”, caramba), porque para eso son funcionarios públicos de este país. De España no, de este país nuevo que se han inventado. E igualmente habrá más plurilingüismo, pretenden ahora, con el inglés y el alemán que deberán aprender los empleados públicos para atender a los que vienen de Europa a “integrarse” ...

Me sorprende la propuesta, viniendo de Compromís, porque esperaba que el paso a dar fuera ya imponer a los extranjeros que vienen a residir a Orihuela que aprendan ellos catalán. Ya que vienen ellos aquí a integrarse ¿no? Porque no acabo de entender que no se respete el derecho de los españoles que quieren hablar español en España pero sí pongamos a los funcionarios públicos a aprender y a hablar catalán por obligación, y ahora inglés y alemán para integrar a los extranjeros, que se integrarán así, hablándoles nosotros en su idioma, y no ellos aprendiendo el nuestro. Curioso es, no me negarán.

El aprendizaje y la práctica de idiomas en España es una asignatura pendiente, sí. Pero desde los niveles más tempranos de la educación. Se lo dice sin rubor alguien que solo dio clases de francés en el colegio y que hoy puede viajar por medio mundo sin temor a no hacerse entender (incluido el catalán). Es más: que ha hecho la mayor parte de su actividad profesional desde hace casi 25 años en varios idiomas y con clientes de nacionalidades distintas. Y por eso les aconsejo a los amigos de Compromís que dejen de calentar al funcionariado de Orihuela con propuestas de este nivel y trabajen porque nuestros hijos tengan un adecuado nivel de inglés en las escuelas valencianas, sin que se les regale el título de ese idioma por optar por la inmersión lingüística en catalán. Así nunca aprenderán inglés para utilizarlo en el futuro. Que aprendan idiomas con un método serio, fiable y eficaz, y si mañana son funcionarios públicos de Orihuela, mejor que mejor, porque eso llevarán ganado en su currículo. Aprender por obligación catalán no parece que les vaya a servir de mucho si tampoco lo hablan los extranjeros ¿verdad? O si aquí los españoles preferimos hablar en castellano ¿no?

En Orihuela el extranjero es en un enorme porcentaje residente, así como pensionista o autónomo laboralmente, por lo que la integración depende de él mismo, de su propio interés, y de su voluntad de aprender nuestro idioma y nuestras costumbres. Y ayudarles a mantener guetos lingüísticos no ayuda, créanme. Que nuestros funcionarios hablen idiomas debe ser bueno para ellos y para el municipio para el que trabajan. Que los extranjeros aprendan nuestro idioma es bueno para todos, pero sobre todo para ellos, para los propios extranjeros. Y en eso sí creo que debamos invertir recursos públicos, en ayudarles a integrarse aprendiendo español. Quizá Compromís prefiera que aprendan catalán, pero aún no se lo he oído decir ... Al tiempo.

Si no viniera de Compromís, sería una propuesta a analizar y debatir con sana voluntad de progresar en el aprendizaje de otros idiomas por los españoles, funcionarios municipales o no. Sería una iniciativa digna de valorar como una ayuda a la integración en España de los extranjeros, cualquiera que sea su condición o razón para venir a nuestro pueblo. Si no viniera de Compromís nos lo creeríamos, de verdad. Pero no cuela que me quieran ustedes imponer el catalán por ley y el inglés y el alemán por el bienquedismo de “integrar a los extranjeros”. Al final, los únicos desintegrados aquí vamos a ser los que habitualmente hablamos y nos entendemos en español en nuestro propio país. En Oriola, vamos.

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba