EL VERANO SE DESPIDE CON LLUVIA

EL VERANO SE DESPIDE CON LLUVIA

¡Ya estamos en Otoño, desde hace tan solo unas horas!. Ha comenzado hoy, Martes 23 de Septiembre, a las 4:29 hora oficial peninsular. Esta estación durará 89 días y 20 horas, y terminará el 22 de Diciembre con el comienzo del Invierno. 

Curiosamente ayer el Verano se despidió con precipitaciones asociadas a una depresión en altura en el seno de la vaguada. Pese a que muchos medios de comunicación hablan de DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos), teóricamente no se le puede considerar como tal porque no se aisla totalmente de la corriente en chorro.

Durante la madrugada y la mañana se produjeron algunos chubascos, acumulando 3 mm en Orihuela. Seguidamente, la paulatina apertura de claros dio paso a que luciera el Sol, favoreciendo claramente la convección, y por tanto la formación de tormentas. ¡Y vaya si se formaron!. Se creó una Supercélula entre las ciudades de Murcia y Orihuela, siendo mucho más intensa en la parte murciana, desbordando ramblas, registrando granizo y creando un auténtico caos en la circulación. Este fenómeno se define como una inmensa tormenta en rotación, con un sistema organizado de circulación interna, por lo que puede ir a una dirección que no obedezca a la normal, y con una duración que puede ser mucho mayor que otras. Así pues, en la capital de la Vega Baja se registraron 4,6 mm más, ascendiendo el total pluviométrico del Lunes a 7,6 mm, con la audición de numerosos truenos. Para rematar, por la noche nos sorprendió una tromba de agua, acompañada de una fulgurante actividad eléctrica, que dejó un registro de 22,6 mm. Por lo tanto, la cifra final de precipitación fue de 30,2 mm.

Durante los próximos días continuaremos con ápices inestables y riesgo de chubascos vespertinos, con cifras térmicas más normales para esta época del año. Se acabó el calor agobiante. 

La percepción común es que hace falta que llueva más, y mucho. En Orihuela, en lo que va de año no ha llovido ni un tercio de lo que suele ser normal, siendo la media anual de precipitación de 291 mm. Las consecuencias se notan claramente en el paisaje. Sin ir más lejos, la cara sur de la Sierra de Orihuela se está quedando sin pinos por la sequía y las plagas ('Tomicus destruens', un insecto coleóptero que afecta a los árboles que están debilitados por el efecto de la falta de agua)

 

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba