IN ILLO TEMPORE

IN ILLO TEMPORE

“IN ILLO TEMPORE” aquel en que en España reinaba el PSOE, y en los que una concejala oriolana defendía a capa y espada las ideas de los de Madrid, se nos vendió el proyecto del AVE como la panacea que nos solucionaría todos los problemas que tenía Orihuela.

Gracias al trazado del tren de “alta velocidad”, desaparecería la gran barrera que siempre ha sido la vía férrea y que impedía que la ciudad pudiese extenderse hacia el sur. 

Dispondríamos de un tren que nos llevaría en pocas horas hasta Madrid, Barcelona y a cuantas ciudades se nos pasase por la imaginación.

La doble vía, y su electrificación, podría facilitar un continuo ir y venir de trenes de cercanías y media distancia, con mucha más comodidad y rapidez, vamos que ir a Alicante o Murcia sería algo así como coger el metro para ir al Corte Inglés.

Sobre el soterramiento de sus vías, se planificaba un “gran bulevar”  todo peatonal, con jardines zonas de juegos infantiles, para el ocio y disfrute de grandes y pequeños.

Incluso se podrían abrir paso por las carreteras de Arneva, Hurchillo, Bigastro y que sé yo cuantas más.

En fin, esto sería la “releche” y habría un antes y un después del AVE, algo así como Madrid y Carlos III.

Pero …, “puerca miseria”, hoy resulta que la gran plataforma de soterramiento tiene poco más de 700 metros lineales, que sobre ella hay que planificar y construir el-los accesos a los andenes soterrados, que además se han construido unas “grandes protuberancias”, léase lucernarios para que den luz y ventilación a los andenes, que atraviesan de lado a lado y que apenas dejan zona de paso en superficie. Si a esto añadimos que ADIF no va a permitir jardines, si no tan solo maceteros, pues juzguen ustedes en que va a quedar el gran bulevar. Y todo ello sin parada de AVE, claro.

Para conseguir la seguridad necesaria y evitar ruidos se han construidos sendos muros, en escalera, lo que el tema de la accesibilidad hacia el otro lado de la vía queda… un poco chungo.

La apertura de las carreteras de entradas y salidas de Orihuela… ya no son tantas y hay que solucionarlas con rotondas y pasos elevados, si se llega a un acuerdo con ADIF o con cargo a nuestros bolsillos.

Pero es que, para colmo, lo que se ha construido es un trazado de una sola vía para cercanías y medias distancias y otra para el AVE, lo que significa que en cuanto a la cantidad de trenes y horarios no podrá variar mucho respecto a lo actual y, como consecuencia, la “releche” será solo la “mala ídem” que se nos va a quedar a los oriolanos que, después de aguantar las obras nos vamos a encontrar con casi las mismas barreras y los mismos servicios, eso sí, le habremos hecho la cama a los murcianos que tendrán Ave y casi sin molestias.

 

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba