JUVE Y CABALGATA 2015

JUVE Y CABALGATA 2015

Lo de la Juve y la Cabalgata de Reyes de este 2015 es muy sencillo de explicar. Basta mirar la web del Ayuntamiento de Orihuela y comprobar que el mismo 12 de Diciembre de 2014 se publicaba el inicio del procedimiento de licitación de ambos contratos, uno de 67.000.- € para la Juve 2015, a celebrarse entre el 2 y el 4 de Enero de 2015, y otro de 80.000.- € para la Cabalgata de Reyes del 5 de Enero de 2015. La Juve se debía pagar con cargo al presupuesto del área de Deportes (titularidad de Luis Galiano), mientras que la Cabalgata se preveía con cargo al área de Juventud y Festividades (titularidad de Carolina Gracia). Incomprensiblemente, se decía en los pliegos que los dos contratos se abonarían con el presupuesto de 2014, algo totalmente improcedente porque ambas actividades se realizan íntegramente en 2015, y es evidente que las facturas correspondientes le llegarán al Ayuntamiento, como muy pronto, a mediados de este mes de Enero.

La ley presupuestaria prevé con absoluta claridad que los únicos gastos que se pueden imputar a un presupuesto anual son los que se reconocen como tales durante ese año, y ese reconocimiento se produce tras la presentación de la factura y con su aprobación, lo que sólo es posible tras la realización del servicio, en este caso, y respectivamente, de la Juve 2015 y de la Cabalgata.

¿Cómo ha solucionado este despropósito el gobierno de LV y PSOE? Muy sencillo. Curiosamente, ninguna de las empresas que se han presentado a ambos contratos ha cumplido con las condiciones del pliego, y por ello los dos procesos de contratación se han declarado desiertos. ¿Casualidad? Tal vez.

Pero lo que resulta más curioso aun si cabe es que el pasado 30 de Diciembre Luis Galiano nos “leía” una rueda de prensa que le habían escrito para decirnos que la Juve no se celebraría este año por varios motivos, a saber: 1) porque ninguna empresa había cumplido con los pliegos de condiciones debidamente; 2) porque no había dado tiempo a sacar otro pliego más flexible en sus condiciones porque el Interventor informaba de la imposibilidad de pasar el gasto del contrato a 2015 (algo que ya sabíamos); y 3) porque el propio Luis Galiano decía no querer meterse en jardines de posibles fraccionamientos ilegales de contrato realizando y pagando la Juve 2015 por partes (es decir, troceando en varios contratos las diferentes actividades a realizar en un contrato único previo).

Bien por Luis Galiano, que reconoce no poder llevar a cabo la Juve 2015 con una artimaña y troceando un contrato único de 67.000.- €, aunque lo cierto es que la manera de explicarlo, leyendo de un papel lo que alguien le ha escrito, alguien como Carolina Gracia, sentada y atenta en la sala de prensa, vigilante de cada una de sus palabras para que no se salte ni una línea, cuando menos, da que pensar. Bien por la lealtad a su jefa de un Galiano al que le han llovido críticas por su gestión, una vez más, aunque posiblemente no sea su decisión, y es que, al fin y al cabo ¿qué tiene que ver con el área y presupuesto de Deportes un evento de ocio infantil y juvenil navideño, que parece más cosa de Festividades y Juventud?

¿Que qué ha pasado con la Cabalgata? Pues hasta el punto de quedar desierto el contrato por incumplimiento de las empresas que han presentado ofertas exactamente lo mismo que con la Juve, porque es la misma situación. O quizá no, porque curiosamente tendremos Cabalgata, se pagará al menos el importe de 80.000.- € previsto (IVA incluído) y se hará con cargo al presupuesto de 2015. Adivinen la diferencia entonces de la Juve 2015 con la Cabalgata, si se trata de dos contratos y dos supuestos idénticos como gotas de agua.

Efectivamente. Han acertado. La diferencia está en fraccionar el contrato de la Cabalgata en cuatro contratos, cada uno inferior a 18.000.- € (sin contar el IVA). Sí señor, fraccionar el contrato, eso que hasta ahora ha sido un delito de corrupción política máxima para verdes y socialistas, y que el propio Luis Galiano decía no querer hacer con la Juve 2015. Pero asombrosamente, ese fraccionamiento vale para la Cabalgata, y no para la Juve. ¿Por qué? Muy fácil: es Carolina Gracia la que se juega en la calle una candidatura a la Alcaldía en Mayo. Luis Galiano no.

Les explicarán ahora que hay un informe de la Junta Consultiva de Contratación Administrativa del Ministerio de Hacienda, de Mayo de 2013, que señala que en Aspe ya se pudo fraccionar la Cabalgata de 2012 sin incurrir en ilegalidad, pero no les dirán que ese informe también diferencia que una cosa es contratar desde el principio cuatro contratos para servicios y objetos diferentes que terminan por servir para montar una Cabalgata de Reyes, que es lo que pasó en Aspe, y otra licitar primero un solo contrato, con un solo objeto, para la celebración de una Cabalgata de Reyes, y si no sale bien, pues nada, lo troceamos y lo volvemos a licitar por separado en lotes. Eso, lo de Carolina Gracia en Orihuela, es un fraccionamiento, de los ilegales, y además premeditado, porque se hace cuando el contrato único originalmente licitado ha fallado, o como se dice vulgarmente: aposta.

Decía un rey que París bien valía una misa. Posiblemente aquí Carolina Gracia pueda decir que Orihuela bien vale una Cabalgata, sobre todo la última antes de las próximas elecciones, aunque no transcurra por el Rabaloche ni por calles comerciales como Plaza Nueva y San Pascual, lo que da idea de la cabezonería y de la poca idea demostrada en esta gestión, terquedad que puede convertirse en otra cosa más grave si un fiscal y un juez, de la misma manera que han investigado otros fraccionamientos tan denunciados precisamente por verdes y socialistas, preguntan, como deben preguntar. Y es que esto no es lo mismo, sino peor. Al tiempo.

Pero mientras tanto, cuando vuelvan a oír hablar a socialistas y verdes de corrupción, dándose golpes de pecho, acuérdense de la Cabalgata de 2015, de los chiringuitos de la Playa, del socorrismo en la costa o de impedir debates en los Plenos, y posiblemente hasta de lo de las listas sin imputados por corrupción. Igual terminamos por ver a Luis Galiano de candidato a Alcalde socialista, harto el hombre, además, de que los suyos mismos lo engañen.

 

Juan Ignacio López-Bas, concejal del grupo municipal CLR-Claro en el Ayuntamiento de Orihuela 

Medios

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba