ORIHUELA, EN ESTADO DE EXCEPCIÓN

ORIHUELA, EN ESTADO DE EXCEPCIÓN

Puede que suene a exagerado, pero lo que pasa en Orihuela es un verdadero estado de excepción, un atentado contra la democracia y, lo que es peor, una tomadura de pelo de todos los ciudadanos. En un mismo día, el gobierno local LV-PSOE ha recibido dos informes del Secretario General de este Ayuntamiento en el que el alto funcionario dice que lo que hace ese gobierno infringe la ley, que es ilegal. El Secretario General le ha dicho al verde Sr. Guillén en un informe de fecha 28 de Febrero de 2014 que su decisión de no incluir las proposiciones del grupo CLR-CLARO en el debate del pleno ordinario de Febrero es ilegal, porque infringe el art. 26 del Reglamento del Pleno. Y el mismo Secretario General le ha dicho al socialista Sr. Zapata, primer Teniente de Alcalde en funciones de primer edil, en un informe de la misma fecha, que su decisión de denegar por decreto del día anterior la convocatoria de un Pleno extraordinario a petición de concejales de la oposición es igualmente ilegal, porque infringe el art. 46.2 de la Ley de Bases de Régimen Local.

Puede que suene a exagerado, sí, pero lo que está pasando en Orihuela es que un gobierno en minoría ha amordazado a la mayoría con decisiones ilegales que el propio Secretario General ha manifestado ya en sus informes que lo son. Ni más ni menos.

Y por si quieren comparar situaciones, retrocedan al 5 de Marzo de 2009, cuando la entonces Alcaldesa Sra. Lorente levantó un pleno sin permitir su debate, pedido por la oposición de entonces (PSOE-LV-CLR). Fue CLR, a través de Joaquín Ezcurra, quien impugnó aquella decisión con un recurso de reposición, y fue CLR quien provocó que aquel Pleno finalmente se celebrara, se debatiera y se votara, y lo recuerdo perfectamente porque fue quien suscribe quien redactó aquel recurso. Un recurso que  se resolvió en el Pleno de 28 de Abril de 2009, votando el PP a favor de estimarlo y reanudar ese Pleno, ofreciendo entonces la Sra. Lorente disculpas públicas porque, sencillamente, se había equivocado. El Pleno, como saben, se celebró el 27 de Julio de 2009, ya fallecido Ezcurra y con Pedro Mancebo sustituyéndole.

En Marzo de 2009 el PP no necesitaba levantar ese Pleno, porque con su mayoría habría ganado todas las votaciones propuestas, como así sucedió en la reanudación de la sesión cuatro meses después, pero la actitud de la Sra. Lorente en ese momento le honra, como al resto de los concejales de ese grupo entonces, porque reconocieron un error, lo enmendaron, y dieron la voz y permitieron el voto a quienes tenían ese derecho, al resto de los concejales, representantes de los ciudadanos. No sé sinceramente qué decir de verdes y socialistas, que se abstuvieron en la votación a la hora de asumir el recurso de CLR.

Resumen: el PP se equivocó acallando a la oposición y rectificó a petición sólo de CLR, porque LV y PSOE no fueron siquiera capaces de exigir su derecho en un recurso o de apoyar el recurso de CLR. Saquen ustedes mismos conclusiones.

Tal vez por eso hoy son verdes y socialistas los que están dispuestos a que se infrinja la ley con tal de que no se oiga a la oposición, para callar las voces que los critican, para impedir el debate y la opinión, las alternativas y la democracia, éstos que venían a salvarnos de la corrupción, de los cortijos, los apaños y los rodillos.

Si buscan en internet encontrarán un artículo del amigo y entonces concejal Manuel Culiáñez, que terminaba diciendo: “Ciertamente, es lo que tiene estar en manos de quienes piensan que Orihuela es su ‘cortijo’: que cuando se demuestra públicamente la realidad de sus actos reaccionan como niños malcriados y se pasan ‘por el forro’ a los representantes municipales, a los ciudadanos y al ‘sursum corda’ si hiciera falta. Pero ya es hora de decirle a la Sra. Lorente que se aplique el cuento, que arregle los problemas de Orihuela, que son muchos y se deje de historias. Sra Lorente: ‘¡ale, a trabajar!’”.

 

Cambien el apellido “Lorente” por el de “Guillén”, y verán lo duro que debe resultar a veces mirarse al espejo para algunos, salvo que se tenga la cara más dura que el cemento y se opte por el estado de excepción.

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba