PENDIENTES DEL CIELO

PENDIENTES DEL CIELO

¡Se aproxima la Semana Santa!. El nerviosismo ya está instalado a raíz de lo que nos deparará el cielo para estas fechas tan señaladas. Esta sensación se incrementa tras vivir unos primeros meses del año en los que apenas ha llovido en Orihuela y la comarca de la Vega Baja del Segura, situándonos muy por debajo de la media, rondando en nuestra cabeza la posibilidad de que llueva en la conmemoración cristiana todo lo que no ha llovido previamente.

 

A propósito de ello, los dirigentes de la sede de la Agencia Estatal de Meteorología en la Comunidad Valenciana, señalan como anómalo la falta de lluvias del pasado Otoño e Invierno. Esto se traduce en que el semestre más reciente del Otoño - Invierno es el más seco desde al menos el año 1950 en el promedio de la Comunidad y en los observatorios de las capitales, con  más de 100 años de datos, el semestre es el más seco en Valencia y Castellón y el segundo más seco en Alicante.

 

Las preguntas comienzan a llegar, con extraordinaria preocupación de que la meteorología pueda fastidiar todo el trabajo, el tesón y la espera de todo un año. Sin duda alguna, estamos hablando de uno de los periodos anuales en que más personas están pendientes del cielo. Por un lado, porque tras el Invierno son muchas las familias que esperan estas fechas para tomarse unas pequeñas vacaciones y por otro, porque de ella depende que puedan salir las numerosas procesiones que tienen lugar esos días.

 

Lo cierto es que a día de hoy solo podemos hacer caso de las previsiones estacionales, sirviéndonos a modo de estimación. De esta manera, diversos modelos meteorológicos se utilizan para realizar la evaluación de precipitación por meses. El mes de Abril, que es el que verdaderamente nos interesa, según las últimas actualizaciones del CFS (Seasonal Climate Forecast de la NOAA), la precipitación sería inferior a la media en el área mediterránea peninsular, Comunidad Autónoma de Cantabria, entorno del Golfo de Cádiz, Ceuta y Melilla. No obstante, cabe destacar que para tener una idea más o menos clara de lo que puede ocurrir en Semana Santa habría que aguardar , al menos, hasta dos o tres días antes del Domingo de Ramos. En torno a esas fechas se podría tener un pronóstico con alta probabilidad de acierto, aunque tampoco definitivo, dado que estamos en una época del año en la que la atmósfera se caracteriza por ser rápidamente cambiante e inestable.

 

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba