POSTES, CABLES Y ALAMBRES

POSTES, CABLES Y ALAMBRES

Señores Bascuñana, Sáez y Almagro, sirva la presente solo para recordarles nuestra conversación del Octubre pasado sobre los restos del alumbrado de fiestas por toda la ciudad.

Hace un mes que pasaron los reyes magos y siguen habiendo restos.

Como ya les dije, este tema me lleva de cabeza hace ya varios quinquenios y en ello sigo.

Como muestra adjunto uno de mis escritos  en la antigua revista Orihuela Digital, no fue el único sobre el tema, este lleva fecha de 2003, y una foto de hace solo dos noches, en la puerta del casino.

EL  OJO  DE  MI  CAMARA           

Ya estamos  a  mediados de la Cuaresma.   Nuestro Padre Jesús, “El Abuelo” para algunos, nos ha visitado y  regresado a su santuario de Santa Ana, para seguir custodiado por los frailes franciscanos.  Las Cofradía y Hermandades desempolvan cirios, bruñen metales y preparan los tronos para su fiesta mayor, la Semana Santa, que para algo fue declarada de interés turístico nacional. (hoy  internacional)  Y yo …, yo un año más me paseo por mi Orihuelica del Señor, ojeo, miro y pienso cual puede ser un buen fondo para una nueva fotografía de Semana Santa.

Sí. Busco, ojeo, miro, encuadro, pero no encuentro.

Quien me oiga, o lea, decir esto me puede tratar de loco. ¿Cómo que Orihuela no tiene fondos para poder hacer una buena foto?, me pueden decir algunos.

Vale, sí, Orihuela tiene fondos preciosos, bellas calles, fachadas magníficas y escudos nobiliarios que ya quisieran otras ciudades, y otros fotógrafos, pero…

¿Alguien ha intentado hacer una fotografía, queriendo que salga ese decorado natural que nos brinda Orihuela, y no sacar un enjambre de postes metálicos, alambres y cables de los tantos que afean y ensucian nuestra Ciudad.?

Son restos, distribuidos por toda Orihuela, del alumbrado de las fiestas navideñas, o de moros y cristianos, y que no sé por qué motivo (siempre económico), llevan años acompañándonos, y que incluso se reproducen y crían, ya que afortunadamente cada vez son más las calles que se iluminan en las fiestas.

Los que me conocen, saben que este tema es mi caballo de batalla desde hace muchos años.  Se lo he comunicado personalmente a miembros de la corporación municipal, de distintos colores políticos, a lo largo de los tiempos.   Lo he sacado a la palestra por Tele Orihuela, aprovechando las llamadas de mi hija al concurso de Semana Santa, y siempre lo tengo en la boca.  Creo que la foto típica de la vista del Seminario, desde el puente de levante, ya no sería la misma sin los postes y tirantes de alambres que lo cruzan varias veces en pocos metros.

Desde aquí le pido, a la empresa de iluminación (no quiero dar nombres para evitar propaganda), que si bien es muy cómodo encontrarse con toda la preinstalación ya efectuada, desmantele todo el tinglado y nos liberen de tanta porquería, y si la culpa es del Ayuntamiento, uno por consentirlo, y dos porque así la contratación es más barata, que ponga remedio, se gasten los dineros de todos los oriolanos, quitando o mandando quitar, los postes con sus tirantes, así como el cableado que recorre las calles, como si para un tranvía se tratase. Pero,  por favor, Orihuela no solo es la vuelta a los puentes, esta porquería llega incluso por ejemplo a la calle Tormo de Haro, y lo feo es feo hasta en las calles que no están junto a la Catedral.

 

                                                                                    

 

 

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba