PRO-RÍO Y EL "FENÓMENO"TOMICUS

PRO-RÍO Y EL "FENÓMENO"TOMICUS

La Comisión Pro-Río tenía una oferta de la Universidad de Alicante para cederle el archivo documental. Como "Pro-Río somos todos", ¿recuerdan?, entendimos que sus más de treinta mil documentos eran propiedad de las miles de personas de Orihuela que conformaron este colectivo y por esa razón están en la "María Moliner".

Sin las actuaciones de esta Comisión, no se puede explicar aquella lucha por conseguir un río limpio. Es imposible. Y, pretenderlo pese a todas esas "pruebas", una tarea ridícula. Pro-Río llegó a ser un auténtico fenómeno social y mediático, dentro y fuera de la comarca, de España y Europa. Además de las manifestaciones en las que participamos, 40.000 personas en Murcia, 15.000 en Madrid, Valencia y Orihuela, por dos veces, existen cientos de documentos sonoros, visuales, un millar de artículos periodísticos,  decenas de conferencias, cinco reportajes de la revista Interviú y otras tantas de tipo científico, más de trescientas notas de prensa y varias tesis doctorales sobre este fenómeno social; la última, hace unos meses en una Universidad de México, cuyo catedrático, Iván Martínez, dice (sic) "Orihuela es mi segunda patria porque Pro-Río me enseñó el valor de la vida." Trazamos el mapa y la ruta del robo del agua y cómo funcionaba su mafia. Hicimos infinidad de actuaciones presenciales para poner en evidencia las ampliaciones ilegales, su regadío y sus pozos, etc. Trabajos que se expusieron en dos viajes a Bruxelas. En el último, impresiona recordar que los colectivos medioambientalitas de toda España, nos cedieran sus tiempos para poder intervenir durante 45 minutos; un ejemplo de la seriedad, el interés y el apoyo que suscitaba nuestro trabajo. Colaboramos con agricultores y víctimas de todas las comarcas, incluso de otros ríos afluentes del Segura. Motivamos las actuaciones de la fiscalía de Madrid, del Fiscal Valerio,  las actuaciones "de los pata negra de la Guardia Civil". Cientos de entrevistas. Cientos de preguntas en el Congreso de Diputados a través de Manuel Alcaraz. Actuaciones sobre la dejación de funciones de las autoridades, fiscalía, gobiernos, CHS, etc.. Decenas de análisis de agua y vertidos que fueron un bombazo. Implicamos hasta cinco Universidades del país y tros tantos gobiernos autonómicos. Así como acciones para poner en evidencia el crecimiento del cáncer en la comarca mientras todo esto ocurría. Etcétera... Actividades que solo terminan cuando la Sala III de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo, en sentencia de Casación de 26 de enero de 2010, cierra los catorce pozos del robo del agua en Calasparra, 18 años de robo de agua continuado; fundamental para entender hoy el caudal ecológico que existe en el río Segura. Dicho de otra manera, treinta años antes de que el 15M pasara por la Puerta del Sol, su sí, se puede, nació en esta Comarca de la Vega Baja y se gritó hasta esa fecha.

Solo unos días después de nuestra donación documental al Patrimonio oriolano, editado por la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento, se presenta una "Historia Natural de la Huerta de Orihuela". Un buen libro, pedagógico y bien ilustrado que termina hablando de los colectivos sociales que protagonizaron esa lucha por recuperar el río Segura. 

La primera sorpresa es que en el libro editado por el Ayuntamiento de Orihuels no aparece Pro-Río y sí los colectivos de Almoradí  y Rojales, imprescindibles igualmente para comprende todo lo que ocurrió entonces, extraordinarios refrentes y compañeros de lucha. La segunda es que no nos invitaron, y sí a esos colectivos. Y la tercera es que no nos dieron, al menos un libro y sí a esos colectivos; según me cuentan, varias cajas. 

Hablamos en la Comisión sobre lo que ha podido ocurrir. Alguien lo califica de una falta de respeto a las miles de mujeres, hombres, niños y niñas de Orihuela que hicieron posible Pro-Río. No creo, le digo. Cuando la señora Ferrando era concejala, asistí a una manifestación contra el libro del poeta Barcala porque ofendía a la dignidad de la mujer. Allí hasta se cantó que "con la izquierda, jamás se publicaría un libro que pudiera ofender a la gente". Otra dijo que le parecía una torpeza. Imposible, le contesté. Los coordinadores del libro son el Arqueólogo Municipal y un Asesor de los Verdes que, por sus muchos conocimientos, resulta imposible tanta torpeza. Luego, hubo quien dijo que, en cualquier caso, aquella cosa era un síntoma de ignorancia. Absurdo, le contesté: ese Asesor de los Verdes era miembro de Pro-Rio antes de su salto a la política, así que no puede alegar ignorancia. Y ante lo extraño del asunto, por último, alguien sugiere que esto podría tener algo de paranormal. Y, efectivamente, nos ponemos en contacto con "Cuarto Milenio" y, uno de sus científicos nos aclara que, "en el triángulo paranormal con vértices en Sierra Escalona, la Sierra de Orihuela y el Palmeral, viene produciéndose un "fenómeno" extraño por el que el Tomicus no solo se come a los Verdes de los pinos". 

Ustedes pueden pensar lo que quieran. Yo, antiguo portavoz de Pro-Rio, dado que no existo por "imperativo paranormal", por respeto a Descartes, ni pienso... Afortunamente, lo tenía claro con anterioridad al "fenómeno". 

 

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba