¡QUE VIENE EL LOBO!

¡QUE VIENE EL LOBO!

Es evidente que los concejales de la oposición han perdido el norte, si es que alguna vez lo tuvieron localizado. Lo demostraron en el pleno del pasado miércoles, cuando votaron en contra de la Ordenanza de Transparencia y Buen Gobierno tras presentar y ser incluidas en la redacción final del texto decenas de enmiendas que ellos mismos presentaron. Kafkiano. Entre su negativa a votar en contra de la inclusión de imputados en las listas y ahora no hacerlo a favor de la transparencia, se han acabado de retratar. 

Pero han perdido especialmente el oremus los dos concejales del CLR, particularmente el señor López Bas, quien, sin ambages de ningún tipo, aseguró el martes que no habíamos gestionado la refinanciación de los préstamos de 21,5 millones (ahora quedan por devolver 20,5) que tuvimos que pedir en 2012 para abonar las facturas impagadas que dejó el PP en los cajones. Es mentira, una nueva falsedad que se une a otra anterior que intentó colar sin contrastar cuando aseguró que se había reducido en 2015 el presupuesto destinado a Bienestar Social, cuando es el mismo que el de 2014.

Creo que su principal problema es que por no preguntar para apuntalar antes de hablar que no va a meter la pata, acaba embarrado él solito. Porque la otra alternativa es que esté actuando de mala fe, mintiendo a propósito, lo que sería mucho peor.

Esa deuda bancaria de 20,5 millones está refinanciada según el Real Decreto-ley 17/2014, de 26 de diciembre, de medidas de sostenibilidad financiera de las comunidades autónomas y entidades locales y otras de carácter económico, que ratificó el Congreso de los Diputados el 20 de enero y que permite a todos los ayuntamientos que se acogieron al segundo Plan de Pago a Proveedores, como Orihuela, pagar el 0% de intereses y no amortizar capital en 2015. La medida actuó de forma automática. 

Para que se entienda mejor, y hablando en cifras redondas, Orihuela todavía tiene que devolver 43 millones a los bancos de los más de 65 que llegó a deber por la gestión económica que hizo el PP en la ciudad. De esa deuda, este año 2015 debíamos pagar unos 10 millones entre capital e intereses. Pero como de 20,5 millones no hay que devolver nada, el pago a los bancos será este año de 6,5 millones. Es decir, que 3,5 millones de euros previstos para pagar a las entidades financieras podrán ser destinados a reducir el periodo medio de pago de las facturas y poder así cumplir cuanto antes con la ley para abonarlas 30 días después de su aprobación. Porque esa es otra. Mintió López Bas cuando dijo que no se había refinanciado y mintió cuando aseguró que el ahorro podía destinarse a inversiones. 

Pero hay más. Antes de que el Gobierno anunciara el interés cero y la exención de amortizar capital, el área de Tesorería contactó con los bancos para refinanciar la misma deuda según las condiciones del Real Decreto-ley 8/2014, de aprobación de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia. La intención era presentar la propuesta de refinanciación, como efectivamente hicieron otros ayuntamientos, para su aprobación en el mes de diciembre y rebajar los intereses de esos 20,5 millones, aunque estoy convencida de que hasta a eso el PP y el CLR habrían votado que no.  

Pero a principio de diciembre, el Gobierno anunció la nueva medida de interés cero para 2015 y las propias entidades de crédito (en concreto, una de las dos grandes de España) nos advirtieron de que el trabajo de refinanciación, que requiere de notarías, registro y un papeleo extraordinario, sería baldío. De acuerdo con estas nuevas medidas ya garantizadas, decidimos no seguir con la tramitación. 

¿Y saben que han tenido que hacer los ayuntamientos que sí refinanciaron la deuda del Plan de pago a proveedores? Les cuento el caso de Benidorm, que aprobó la refinanciación en noviembre, antes de saberse la nueva decisión del ministro Montoro, y donde este lunes tuvieron que volver a aprobar en pleno desistir de aquella decisión  para así poder acogerse de forma automática a la nueva, al interés 0%.

Me gustaría, aunque sé que no va a suceder, que el señor López Bas recondujera su trayectoria y al menos dejara de mentir, entiendo que por ignorancia, a los ciudadanos. Solo con eso podría hasta plantearse una oposición constructiva. Sabe en qué situación económica dejaron sus socios del PP el Ayuntamiento porque ha sido concejal de Hacienda y conoce perfectamente las condiciones en las que se trabaja en Intervención y Tesorería, donde la falta de personal lo condiciona casi todo. Debería ser un poco más responsable y preguntar antes de salir por salir a dar una rueda de prensa por el simple hecho de que algo hay que criticar para hacer ruido y ver publicada su falaz argumentación. Y el caso es que lo ha vuelto a hacer con las obras complementarias del AVE.

El bien más preciado que podemos atesorar quienes nos dedicamos a la política es la credibilidad. Y por ese camino, el señor López Bas la está perdiendo a raudales. De tanto gritar que viene el lobo o los hombres de negro, y no llegar, han acabado desquiciados. 

 

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba