SOBRE LA ACTITUD DE BLOQUEO Y UNILATERALIDAD DEL PP RESPECTO A DINOCO

SOBRE LA ACTITUD DE BLOQUEO Y UNILATERALIDAD DEL PP RESPECTO A DINOCO

Ya estamos en febrero y seguimos sin solución para el problema del servicio de atención temprana. Las declaraciones del alcalde al respecto, en público y en privado, son claras: el equipo de gobierno está trabajando intensamente para resolver el problema de Dinoco, y el resto de agentes implicados (grupos políticos de la oposición y asociación de padres) sólo obstaculizamos el proceso. Nuestras propuestas y opiniones son recibidas única y exclusivamente como un ataque a la gestión del PP, como una forma de bloquear activamente la búsqueda de una solución. No parece que tenga demasiado sentido pensar que todos los demás -incluidos los propios afectados- conspiran para que no se resuelva la situación y politizan interesadamente el asunto. La consecuencia inmediata de esta actitud desconfiada y a la defensiva es que el alcalde nos excluye de la toma de decisiones. Aparta a los padres del consejo de administración de la sociedad municipal que teóricamente va a asumir el servicio, desoye sistemáticamente las aportaciones de los miembros del consejo que discrepamos con su hoja de ruta, y se niega a convocar una mesa de trabajo que tenga representación de todos y que explore alternativas de gestión directa. 

En el Pleno del pasado jueves hubo discrepancias entre los grupos sobre el aplazamiento de aprobación de las cuentas de Uryula Histórica a la espera de contar con un informe técnico que garantizara la legalidad del procedimiento. Al margen de las lecturas sesgadas que algunos puedan hacer sobre lo ocurrido, hay una conclusión objetiva que podemos extraer sin dudas: la asunción del servicio por parte de una sociedad municipal no es un proceso que este libre de dificultades técnicas y desacuerdos plenarios. Es la muestra de que no hay soluciones válidas e inválidas para el servicio de atención temprana, de que hay posturas diferentes que tienen que ver con visiones políticas, con interpretaciones legales, hasta con aproximaciones emocionales. Esto significa que se trata de un problema complejo que difícilmente se va a resolver aplicando el criterio unilateral de un equipo de gobierno en minoría que se niega al diálogo con el resto de los grupos de la oposición, que intenta esquivar la fiscalización de intervención (que por otra parte, llegará tarde o temprano) y que recibe como una amenaza la lógica presión de los padres para alcanzar una solución definitiva.

Para Cambiemos Orihuela, tal y como hemos defendido desde siempre, la solución para el problema de Dinoco pasa por la creación de una comisión de trabajo con presencia de los grupos políticos, de los padres y de los técnicos de este ayuntamiento para explorar todas las alternativas posibles de resolución del conflicto. No nos contentamos con el ejercicio de fe que nos exige Bascuñana: queremos que todos los agentes implicados puedan participar del proceso, para tener la capacidad de comprender las dificultades a las que nos enfrentamos, contar con la experiencia de los padres que llevan años gestionando el servicio, tener la garantía de que la solución adoptada no esconde hipotecas ni pospone problemas. Esta es sólo una de las cuestiones que materializa lo que significa gobernar para el PP: tomar decisiones de arriba a abajo, imponer criterios, establecer jerarquías claras, bloquear la intromisión de los grupos de la oposición, y desoír a la ciudadanía. 

 

Medios

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba