SUBIR EL VOLUMEN PARA NO LEER

SUBIR EL VOLUMEN PARA NO LEER

Es martes por la tarde y llevo todo el día oyendo la megafonía del coche que anuncia en la calle que el próximo jueves los socialistas de Orihuela tienen mitin de precampaña con la presencia en La Lonja de Patxi López, el que fue Lehendakari de 2009 a 2012. Es la hora del café de este martes por la tarde y mientras escucho el soniquete anunciador del mitin socialista estoy releyendo el informe jurídico recibido hace un rato por correo electrónico del Ayuntamiento en el que el Secretario General dice que, en su opinión, mi compañero Mancebo y yo somos concejales y miembros de nuestro grupo CLR-CLARO, porque este grupo existe y ha existido siempre, y que ambos somos integrantes de ese grupo municipal porque lo hemos sido siempre, porque nunca fuimos expulsados del mismo. Porque, aunque no lo dice el Secretario literalmente, de sus entrelíneas se concluye que la supuesta expulsión en Diciembre de 2013 de nuestra coalición electoral no existió. Fue simplemente un truco rastrero de algunos cabreados, rencorosos y con ganas de venganza por su propia inoperancia, a quienes les importaba un pimiento quiénes tuvieran que pagar el precio de esa trampa. Y cuando digo precio me refiero también al de la factura del famoso informe que trata de justificar lo injustificable llevándole la contraria al propio Secretario del Ayuntamiento de Orihuela, cuyos miles de euros nos han hecho pagar a todos.

Leo el informe del Secretario General y me paro otra vez donde dice que al propio funcionario municipal le consta que un juez ya dijo en Abril de 2014 que de expulsión nada de nada, aunque fuera cautelarmente y mientras se tomaba una decisión definitiva. Y releo una vez más su convicción de que somos y hemos sido siempre concejales del grupo CLR-CLARO y de que así nos ha tratado él expresamente al informar, siempre favorablemente, tantas proposiciones y mociones que hemos presentado al Pleno y que el Alcalde accidental Zapata nos ha impedido debatir y votar porque le ha dado la gana.

Oigo el coche pasar otra vez con su megafonía de música pegadiza y escucho que anuncian la presencia en Orihuela de Patxi López, socialista de los que sabe lo que es la democracia de verdad, porque ha tenido que vérselas con el plomo muy de cerca. Un político que fue el primer Lehendakari no nacionalista gracias a un pacto con los Populares del País Vasco y que tardó sólo tres meses en adelantar y convocar nuevas elecciones cuando perdió su apoyo quedándose en minoría, y ello pese a adivinar que el resultado electoral socialista podía ser, como efectivamente fue, un auténtico desastre.

Pues no estaría mal que ya que viene a Orihuela, les diera Patxi López una lección de lo que es la democracia a estos chicos socialistas oriolanos tan listillos como temerarios, tan atrevidos como contradichos ya varias veces en sus decisiones para mantenerse ilegítimamente en un gobierno local al que nunca llegaron por los votos pero en el que se mantienen con las trampas. Y así les va.

Sería de esperar que Patxi López, que tanto demostró a todos los españoles sobre cómo comportarse en política quien cree en ella y en la única manera de ejercerla, en libertad y democracia, y con la ley en la mano, les explicara a sus compañeros de filas de esta ciudad qué es eso de estar en minoría, hablarles sobre la dignidad de quien no tiene lo que cree que tiene, y, sobre todo, que no se pueden hacer malabares con estas cosas de los derechos fundamentales reconocidos por la Constitución, porque te puede acabar preguntando un juez, sobre todo si vas advertido. Sería interesante, por último, que les aclarase cómo se da la cara y se dimite cuando uno no puede hacer lo que se propone y te lo demuestran los números y los apoyos, como cuando el propio Patxi López dimitió de su cargo al frente del PSE-EE, sólo veinticuatro horas después de hacerlo Pérez Rubalcaba en el PSOE.

Claro que estamos en precampaña y no es cuestión de que el jueves en La Lonja se cuenten mutuamente tanta cosa Carolina Gracia y Patxi López. No se va a poner ella a explicarle a él que los socialistas en Orihuela llevan año y pico jugando al todo vale por mantener un gobierno ilegítimamente. Le dirá seguramente que ella es el remedio frente a la corrupción, sin contarle que ahora los están investigando por eso a ellos también. Le hablará de lo bien que están haciendo aunque realmente no hagan nada, porque aguantar es como no hacer nada. Y si a Patxi López se le ocurriera preguntar, como encargado actual que es de la Secretaría de Acción Política, Ciudadanía y Libertades del PSOE, que cómo están esas cosas en Orihuela, con hacer pasar el coche con la megafonía y la música a todo trapo hasta que revienten los tímpanos del personal arreglado, que la lucha por la democracia que este hombre ha vivido por el norte sí será seguro cosa seria, pero lo de aquí, lo de Orihuela, tampoco es para tanto. Total, por habernos pasado por el forro los derechos como concejales de un par de liberales folloneros saltándonos a la torera los informes y la opinión del Secretario del Ayuntamiento ...

Me juego lo que quieran a que ni los de aquí se lo explican a Patxi López en La Lonja el jueves ni él se lo pregunta a los de Orihuela, no sea que les dé a todos, por una vez, por reconocer ciertas cosas como son.

 

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba