"VEROÑO"

"VEROÑO"

Tras el tradicional cálido verano que se da en el sureste peninsular, el mes de Octubre suele ser el periodo en el que las temperaturas comienzan a descender, teniendo que recurrir a la manga larga. No obstante, a lo largo de los años ha habido ocasiones en las que en el décimo mes del año han acontecido situaciones de calor. Cuando ocurre esto y se da una situación de verano en Otoño, se le conoce con el nombre de “Veroño”. 

Ayer, Martes 21 de Octubre, se registró una temperatura máxima en Orihuela de 34,4ºC a las 16:14 horas. Si consultamos la base histórica, no se trata de un récord, pero si de una cifra significativa por su escasa frecuencia en estas fechas. Según la Agencia Estatal de Meteorología, el récord de temperatura máxima para la capital de la Vega Baja del Segura durante el periodo seleccionado se establece en 38,5ºC un 7 de Octubre de 1952. Unido a ello, en otras ocasiones se han dado cifras también muy altas, como por ejemplo: 37ºC un 7 de Octubre de 1946, 36ºC un 1 de Octubre de 1970, 35ºC un 19 de Octubre de 1962 y mucho más reciente los 34,3ºC que se alcanzaron el 9 de Octubre (Día de la Comunidad Valenciana) del año 2012. Sin embargo, se debe tener en cuenta los métodos e instrumentos de medición que se tenían en la antigüedad, con una ausencia total de la tecnología actual.

Por tanto, la cifra térmica máxima de ayer en Orihuela se quedó a 4,1ºC del récord de Octubre. Estamos inmersos en un periodo de termicidad atípico, influenciado por la dorsal africana y el flujo de vientos cálidos y secos de dirección W (Oeste o Poniente). Estas condiciones meteorológicas afectan menos a zonas de costa, registrando por ejemplo en Torrevieja una temperatura máxima de tan solo 28,2ºC. 

Durante los próximos días descenderán las temperaturas máximas, no hará tanto calor, pero en zonas de prelitoral e interior se continuarán registrando cifras cercanas a los 30ºC durante las horas centrales del día. Por otro lado, las temperaturas mínimas descenderán de forma más considerable, teniendo que recurrir a la chaqueta durante la madrugada y el amanecer. De lluvias, momentáneamente, ni hablamos.

 

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba