Condenan a Pepa Ferrando a dos años de cárcel y 15 años de inhabilitación por el caso Fitur

Condenan a Pepa Ferrando a dos años de cárcel y 15 años de inhabilitación por el caso Fitur

La concejal y actual portavoz del grupo municipal Foto Demócrata en el Ayuntamiento de Orihuela ha sido condenada a dos años de cárcel y 15 de inhabilitación espacial para cargo público por el juzgado de lo Penal número 3 de Orihuela, por el caso Fitur, que se inició cuando ocupaba el cargo de ex presidenta del PP de Orihuela y formaba parte del equipo de gobierno del Partido Popular como concejala.

 

El Fiscal pedía nueve años de prisión por delitos de prevaricación administrativa y fraude cometidos entre los años 2008 y 2011, en los que siendo entonces concejal de Turismo se llevaron a cabo fraccionamientos de contratos para expositores y material promocional en las ferias internacionales de turismo celebradas en Madrid, y en la feria de turismo de Valencia. Con ello favoreció a determinadas empresas, evitó someter a concurso público la adjudicación de un servicio que superaba los 18.000 euros. 

La propia Pepa Ferrando ha reconocido los hechos al aceptar la pena que se le ha impuesto y con la que evita una mayor. De esta forma, la edil oriolana elude la prisión. También se ha tenido en cuenta el abono de casi 150.000 euros de responsabilidad civil por parte de las empresas que resultaron beneficiarias de aquellos contratos irregulares.

Exigencias del edil no adscrito, Antonio Zapata

 

Tras la sentencia de conformidad recaída esta mañana en los juzgados de Orihuela en la que Pepa Ferrando reconoce haber fraccionado diversos contratos relacionados con la feria FITUR, el concejal no adscrito en el Ayuntamiento de Orihuela, Antonio Zapata, que también ejerció de acusación particular en este caso, ha remitido un comunicado por el que exige que Ferrando "renuncie a su acta de concejal con carácter inmediato por la gravedad del delito cometido".

Entre las penas impuestas está la de inhabilitación para el cargo de concejal por 3 años, algo que es de obligado cumplimiento al ser firme la sentencia. Por ello, Zapata opina que la edil de Foro Demócrata "no puede ni debe seguir ocupando el acta de concejal". Por ello, exige también al alcalde Emilio Bascuñana, que de cuenta de dicha sentencia en el próximo pleno que se celebre, a los efectos de que Ferrando deje de ser concejala del Ayuntamiento "por no ser digna de mantener su acta y representar a los oriolanos que depositaron su confianza en ella". 

Igualmente, opina que Bascuñana "debería disculparse en nombre del Partido Popular por los hechos que hoy se han reconocido como delito cuando Ferrando desempeñaba su cargo como concejala por el PP".

Por otro lado, Antonio Zapata ha valorado "muy positivamente la sentencia que demuestra una vez más que el Ayuntamiento de Orihuela y el dinero de los ciudadanos y contribuyentes ha sido usado y abusado para el enriquecimiento ilícito como consecuencia de una conducta prevaricadora, siempre bajo las siglas del Partido Popular al que pertenecía la Pepa Ferrando a la fecha de los hechos".

Zapata asegura que gracias a la denuncia y a la acusación particular que él ejerció, “hoy el Ayuntamiento y los ciudadanos recuperan ese dinero, lo que hace ganar confianza en la justicia y en la labor fiscalizadora desde la oposición, y de los gobiernos que en el ejercicio de sus funciones revisan y examinan las conductas de anteriores políticos que de manera irregular se ejercieron". Por ello, dice estar "tremendamente satisfecho de comprobar cómo la justicia, lenta, llega y como se ha recuperado el dinero de los oriolanos”.

Respecto de Pepa Ferrando, ha manifestado que haber reconocido los hechos "no deja lugar a dudas que cometió un delito que sirvió para defraudar miles de euros, y hoy sabemos con certeza que está donde debía estar; en la oposición, y en un presente inmediato apartada totalmente de la política".

 

 

Medios

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba