El PP acusa a la Conselleria de Sanidad de estafar a los vecinos de la Vega Baja

El PP acusa a la Conselleria de Sanidad de estafar a los vecinos de la Vega Baja

El portavoz de Sanidad del Grupo Popular en las Cortes Valencianas, José Juan Zaplana, desveló ayer en la Comisión responsable de dicha materia que la Conselleria que dirige Ana Barceló ha tardado menos de un año en aplicar un recorte de casi ONCE MILLONES de euros al tan anunciado proyecto de ampliación de más de 12.000 metros cuadrados en el Hospital de la Vega Baja. 

De los famosos 18 millones que prometió invertir la consellera en el propio hospital, justo hoy hace un año, ante alcaldes de la comarca, trabajadores y los medios de comunicación, quedan menos de siete y medio según se desprende del proyecto de presupuestos para el año 2020 que ha presentado en fechas recientes el Consell. 

Por tal motivo, el portavoz popular interpeló a la consellera Barceló para que responda y explique los motivos que la han llevado a aplicar semejante tijeretazo en una actuación que fue anunciada a bombo y platillo sobre un hospital ya, de por sí, olvidado por la administración socialista. 

Zaplana también echó en cara recientemente a la consellera en sesión de Cortes que desconociese que el hospital “se había planeado y comenzado a construir bajo el mandato de un gobierno socialista”. Esta aclaración vino a colación de un comentario anterior que realizó la propia consellera Barceló acerca de que “a quién se le ocurriría hacer un hospital en una zona inundable”. 

Desde el Grupo municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Orihuela se manifesta una honda preocupación y malestar ante este desagradable descubrimiento. 

El portavoz popular en el Ayuntamiento de Orihuela, Rafael Almagro, confía en que se trate de un error y sea, por tanto, corregido cuanto antes; puesto que, en caso contrario, activarán todas las herramientas y medidas al alcance para que ese recorte previsto no surta efecto y se retome la cifra prometida, curiosamente, a pocos meses las elecciones autonómicas de mayo pasado. 

Almagro sospecha que el dinero que nos quitan está yendo a parar en una buena parte a atender los elevados costes que está suponiendo la caprichosa reversión del Hospital de la Ribera (Alzira, Valencia) o las actuaciones que se llevan a cabo para reducir las listas de espera, las cuales se han disparado en esta etapa de gobierno socialista. Y eso sería inaceptable. 

También, según Almagro, esta propuesta de la Conselleria de Sanidad sería toda una bofetada a los intereses sanitarios de la Comarca de la Vega Baja y de la ciudad de Orihuela, por cuanto supone una burla orquestada por la propia consellera Barceló, que no solo es incapaz de cumplir con su palabra sino que, además, se mofa de los ciudadanos de la Vega Baja al negarles, anualidad tras anualidad, lo que les corresponde por derecho y volviendo a establecer diferencias entre enfermos de primera y de segunda categoría. 

Anuncia que esta actuación nefasta y torticera de la Conselleria de Sanidad no quedaría sin respuesta de la Comarca y, si todavía le resta algún principio ético y moral, debería presentar su inmediata dimisión al demostrar su incapacidad no solo para atender las necesidades hospitalarias de la comarca sino, incluso, sus propios compromisos. 

Recuerda, ya en el mes de junio y, en este caso, desde la Intersindical Salud Orihuela, se denunció la discriminación que, en materia sanitaria, está sufriendo la comarca. 

El portavoz popular critica que la consellera se haya dedicado más tiempo a perseguir injustificadamente a Emilio Bascuñana que a atender las necesidades de los vecinos.

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba