El PP estudia pedir la dimisión de la asesora de Alcaldía en otra muestra de su división interna

El PP estudia pedir la dimisión de la asesora de Alcaldía en otra muestra de su división interna

El Partido Popular de Orihuela evidencia una vez más su ruptura interna. El mismo PP estudia pedir la dimisión de la asesora de Alcaldía por un presunto acto de espionaje a la concejala popular Begoña Cuartero. El Comité de Dirección ha puesto en marcha actuaciones para esclarecer este asunto.

El presunto espionaje tuvo lugar el pasado viernes cuando la concejal de Educación, Begoña Cuartero, y la portavoz del PSOE, Carolina Gracia, estaban reunidas en la Sala del Oriol. Al parecer, se dieron cuenta de que la asesora de Alcaldía estaba espiando la reunión desde el Salón de Plenos, que se encuentra justo enfrente, y que estaba con la luz apagada y haciendo fotografías a las dos ediles. Una vez que se percataron de su presencia, observaron cómo incluso se arrastraba por el suelo para no ser descubierta, siempre según la versión de las presuntas víctimas.

Ante estos hechos, el Partido Popular de Orihuela reunió a su Comité de Dirección para abordar el asunto. Begoña Cuartero explicó a sus compañeros de partido este episodio, y desde el Comité de Dirección ya se están barajando todas las posibles actuaciones para esclarecer lo que ocurrió y que no vuelva a ocurrir. Los populares barajan desde pedir la dimisión de la asesora hasta pedir que se realice una comisión informativa para pedir explicaciones.

Y es que la concejal popular asegura que a estas alturas todavía no ha recibido ninguna explicación ni por parte del alcalde, Emilio Bascuñana, ni de la asesora en cuestión, por lo que tanto Cuartero como Carolina Gracia, singuen sin saber por qué les estaban haciendo fotos y qué uso tenían esas imágenes.

Medios

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba