La secretaria general del PP de Orihuela intenta impugnar la lista de su partido que encabeza Bascuñana

La secretaria general del PP de Orihuela intenta impugnar la lista de su partido que encabeza Bascuñana

A escasas horas para las elecciones general y regionales de la Comunidad Valenciana, y a solo un mes de que se celebren los comicios locales, el Partido Popular de Orihuela sigue dando muestras de sus disputas internas que dejan a las claras una ruptura insalvable entre los dos bandos: el del presidente del Partido local, Dámaso Aparicio, respaldado por el comité regional, y el del actual alcalde y de nuevo candidato, Emilio Bascuñana, apoyado por la cúpula del PP en Génova.

En esta ocasión, ha sido la secretaria general del PP local, Begoña Cuartero, afín a Aparicio, quien que ha reavivado la llama de la discordia entre los compañeros de su propio partido al intentar impugnar la lista para las elecciones locales de los populares que encabeza Bascuñana y cuenta con un numero mayoritario de afines suyos.

Cuartero ha puesto de manifiesto ante la Junta Electoral de Zona, "diversas irregularidades habidas en el proceso de presentación de la lista de la candidatura local del Partido Popular en Orihuela, y que han supuesto que que -Begoña Cuartero- quede excluida de dicha lista". Sin embargo, desde la Junta Electoral de Zona dan por válida la lista al entender que la misma "fue presentada por la persona facultada para ello. Esto es, el representante de la referida formación acreditado ante esta Junta, sin que ésta tenga que entrar en cuestiones internas de competencias en la elaboración de dichas listas", tal como reza textualmente la resolución de la Junta.

Enfrentamientos internos del PP en Orihuela

Los enfrentamientos internos en esta formación política han sido continuos durante gran parte de la legislatura, influyendo incluso en la gestión municipal de los populares. Después de muchos desencuentros y guerras abiertas entre los afines a ambos bandos, llegó el momento de presentar la candidatura para las elecciones locales, situación que no hizo más que empeorar la tirantez existente. Por un lado, la ejecutiva local del PP, formada mayoritariamente por afines a su presidente Aparicio, nombró a éste como candidato a la alcaldía, y unos días después tuvo que rectificar cuando desde la sede central del Partido en la calle Génova de Madrid impusieron a Bascuñana como alcaldable.

Después continuaron las peleas internas para confeccionar una lista "cremallera" que contentara a los dos bandos, pero no se llegó a ningún consenso y la lista oficial presentada en el último instante del plazo establecido, mostraba a una gran mayoría de afines a Emilio Bascuñana y a Dámaso Aparicio desplazado al tercer puesto. Esa situación, que deja frustrados los intereses de los afines a Aparicio, ha desatado otra "guerra" interna que ya se ha iniciado con el intento de impugnación de la lista por parte de la Secretaria General de los populares oriolanos.

Se prevé que este mes que queda hasta el 26 de mayo que se celebren las elecciones locales, sea más tenso que nunca en un PP que, de seguir así, podría dar muestras de inestabilidad y debilidad que pudieran verse reflejadas en las urnas.

 

Medios

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba