Las salidas de extranjeros superan a las llegadas con un descenso de 90.000 inmigrantes con respecto a 2013

Las salidas de extranjeros superan a las llegadas con un descenso de 90.000 inmigrantes con respecto a 2013

El Secretariado Diocesano de Migración de la Diócesis de Orihuela-Alicante, ASTI-Alicante, acaba de hacer público el informe estadístico “Aproximación a la realidad de la población extranjera en la provincia de Alicante”, elaborado por la socióloga Mª Victoria Barceló Mira. En él se han tenido en cuenta los últimos datos del INE, incluyendo los provisionales a 1 de enero de 2014, y entre las principales conclusiones destaca un cambio de ciclo migratorio: ha finalizado la época de las llegadas masivas y se ha iniciado una etapa en la que las llegadas de extranjeros son inferiores a las salidas.

Después de un incremento casi exponencial, en el que durante los años 1998 y 2008 la población extranjera se multiplicó por seis, superando los 450.000 en el año 2008, se inicia en 2009 una etapa de ralentización de las llegadas que coincide con el inicio de la fuerte crisis a nivel europeo, que afecta muy especialmente a España.

El nuevo ciclo se inicia con los datos del INE a 1 de enero de 2013. Estos indican que los extranjeros disminuyen en algo más de 3.000 en la provincia de Alicante. Los últimos datos provisionales, a 1 de enero de 2014, que según ASTI-Alicante hay que valorarlos con la necesaria cautela, afirman y acentúan el cambio de tendencia con el descenso de 90.000 extranjeros. 

Aún así, según este informe “sería erróneo hablar de éxodo masivo en la medida de que algunas nacionalidades siguen incrementando su presencia tales como Argelia, Rusia, Ucrania, o Pakistán”. 

De este modo, la presencia extranjera en la provincia de Alicante, después de tan notable descenso, y recordando que son cifras provisionales, se acercaría a los 380.000: lo que significa que una de cada cinco personas de nuestra provincia es extranjera. 

Además, los últimos datos definitivos del INE, a 1/1/2013, mantienen a la provincia en el tercer lugar en cantidad de extranjeros, después de Madrid y Barcelona, y el primero en términos relativos: 24,1%. Veinte municipios de la provincia, del total de 141, concentran el 75% de los extranjeros. La lista la encabezan Torrevieja, Alicante y Orihuela.

En cuanto a la procedencia, a pesar de que la Unión Europea reduce su presencia por primera vez desde 2004, sigue siendo la zona geográfica mayoritaria con un 63,4% sobre el total de extranjeros, liderados un año más por los británicos. Asia y África ralentizan sus llegadas y América mantiene un descenso sostenido desde el año 2009, reduciendo su presencia en casi una tercera parte desde dicho año. Argelia encabeza por primera vez las nuevas llegadas aumentando su presencia en un 17,4%, con 1.755 nuevos empadronados, y representando el mayor aumento registrado por este colectivo alcanzando la cifra de 11.854. 

Los hombres extranjeros y no comunitarios son los que más pierden su trabajo.

El informe de ASTI-ALICANTE pone la atención también en la situación en la que se encuentran los colectivos de extranjeros más vulnerables en nuestra sociedad.  En este sentido, los datos recopilados muestran que la pérdida de contratos de trabajo entre los años 2006 y 2013 fue del 30,2% para los extranjeros, más de doce puntos superior a la de los españoles que fue del 18,0%. En el año 2013, el 99,3% de los extranjeros que perdieron su trabajo pertenecían a países no comunitarios y el 71% eran hombres. Este último aspecto podría explicar el hecho de que la mayoría de los extranjeros que se van son hombres. 

“Esta realidad conlleva para los extranjeros, además de la desestabilización económica, social, familiar, emocional y psicológica que supone para cualquier trabajador, el agravante de la imposibilidad de su regularización documental, generando múltiples situaciones de irregularidad sobrevenida con la consiguiente pérdida de derechos: asistencia sanitaria, imposibilidad de continuar los estudios más allá de la E.S.O., etc” explica la socióloga responsable del informe, Mª Victoria Barceló. 

Tanto es así que este trabajo de investigación, elaborado y difundido por el Secretario de Migración de la Diócesis de Orihuela-Alicante, pone de manifiesto que “este escenario impone el reto y la necesidad de la creación de redes solidarias inclusivas capaces de construir un “nosotros” colectivo, participativo, sensible y comprometido con esta realidad marcada por la profundización de la brecha de las desigualdades. Con nuestro cotidiano quehacer nos planteamos contribuir al logro de este objetivo”.

 

DESDE 1990 AL SERVICIO DE LA SOCIEDAD ALICANTINA, LA DIÓCESIS Y EL INMIGRANTE

El Secretariado de Migración lleva trabajando en la Diócesis de Orihuela-Alicante desde el año 1990 con la misión de promover una respuesta pastoral adecuada a la realidad de los inmigrantes que viven en Orihuela-Alicante. A fin de disponer de personalidad jurídica propia y poder ampliar su trabajo institucional desde el propio Secretariado se creó en el 2003 la Asociación de Solidaridad con los Trabajadores Inmigrantes de Alicante (ASTI-Alicante).

 

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba