“Orihuela sin Barreras” denuncia que se ha vuelto a incumplir el acuerdo de la Mesa de Accesibilidad

La presidenta de la asociación “Orihuela sin Barreras”, Carmen Díaz, ha denunciado públicamente un nuevo incumplimiento del acuerdo de la Mesa de Accesibilidad. Después de años trabajando en la modificación de la Ordenanza de Terrazas, el proyecto se queda fuera del Pleno de septiembre, al que debía llevarse, según acuerdo de la misma, de 27 de julio de 2018.  

Como representantes de la asociación Orihuela sin Barreras “nos vemos obligados a dar a conocer la situación en que nos encontramos. Hemos llegado al límite en cuanto a la continuada falta de respeto que venimos sufriendo como miembros de la Mesa de Accesibilidad”, señaló Díaz.

“Somos pacientes, muy pacientes pero queremos dejar claro que no podemos, ni debemos permitir que se nos trate como algo que no somos. Se nos está ninguneando, no  teniendo en cuenta los derechos de las personas con discapacidad y las leyes que nos amparan de obligado cumplimiento”, expresó la presidenta de la asociación.

“Orihuela sin Barreras” viene trabajando desde el  año 2003 con la finalidad de conseguir una ciudad para todos “y creemos haberlo hecho con gran esfuerzo y dignidad. Ahora bien, lo que nos está ocurriendo en estos momentos no sabemos cómo calificarlo, o si, aunque nos cuesta y nos duele utilizar el lenguaje apropiado para calificar  los hechos  que se  correspondan con la situación que estamos viviendo”. En ese sentido, Carmen Díaz añadió que “moviéndonos dentro de los cánones de la mayor educación posible, nos vemos obligados a calificar a Rafael Almagro, concejal de urbanismo, y a todos aquellos colaboradores en el trabajo que hoy nos ocupa, como personas que mienten de manera compulsiva sin respeto alguno a nuestros derechos. No se puede estar faltando a la verdad continuamente. No se puede omitir la aplicación de una ley por no gustarle a alguien ignorante o falto de sensibilidad”. 

Para la presidenta de este colectivo ciudadano, esta manera de actuar “es muestra de una  total ineptitud e ineficacia. Por ello, en relación a la Mesa de Accesibilidad y recurriendo a nuestro rico refranero español, diré que ‘Para este viaje, no hacían falta  alforjas’.     

La asociación recibió con gran ilusión la creación de la Mesa de Accesibilidad, pero reconoce que solo ha servido “para sentirnos humillados y ninguneados”. Y es que “Orihuela sin Barreras” afirma que no ha conseguido la ejecución de ninguna de  sus propuestas y que además han sido aprobadas en la Mesa. “Hemos tenido que recurrir al Sindic de Greugues para casos señalados y aun así, ahí estamos, sin llevar a efecto las resoluciones  adoptadas”. 

Carmen Díaz dice sentir vergüenza por lo ocurrido, y destaca que estar en política “no es hacerse fotos, desfilar en una de tantas procesiones, saludar a algún que otro personaje que nos visite o darle la razón a los discapacitados cuando se tiene una cámara delante. Estar en política es trabajar y, trabajar para todos porque todos somos ciudadanos de derecho y votamos. No olviden que son elegidos por el pueblo y para servirnos. Somos muchas las personas con discapacidad, mayores, familiares y amigos que estamos al corriente del incumplimiento de las leyes de accesibilidad. Esto pasa factura”, concluyó.

Inicia sesión para enviar comentarios
volver arriba